Revista nº 888
ISSN 1885-6039

Programa de La Bodega de Julián el Día de Canarias

Viernes, 27 de Mayo de 2005
Redacción BienMeSabe / Alfredo Ayala
Publicado en el número 54

Por primera vez, 23 solistas en el Día de Canarias.

Para el lunes, día 30 de mayo, “Día de Canarias”, “la Bodega de Julián”, ha preparado un programa desmedido, de larga duración, en el que representando a todas las islas de nuestro Archipiélago, se dan cita 23 solistas… Voces, diversión, estilos, humor, juventud y veteranía, hacen vibrar al numeroso público que, desde temprana hora, ocupó los asientos del improvisado plató televisivo para escuchar con devoción, algunas de las mejores voces isleñas: los grancanarios Marga Valido, Federico Santana, Juan Manuel Santana, Sergio Correa, Javier Santana; los majoreros Miguel Ángel Hernández y Loló Gómez; los conejeros Sergio Cabrera y Sandra Sarria; los gomeros Lucía Martín y Cecilio Aguilar; el palmero “Curro”; el herreño/venezolano Pedro Dimayo; los tinerfeños Miriam Jiménez, Lucrecia Díaz, Farray, Vicky López, Félix Morales, Juan Enrique, África Alonso, Ithaisa Darias, Esther Álvarez “la guaguera”, Manuel Santana “el Canana”. En tan señalada fecha, también hubo tiempo para el debut de un niño de nombre Sergio Sosa, que consiguió con sus coplas los más sentidos aplausos.

El amplio repertorio donde no faltaron Isas, folías y malagueñas se acentuó cuando, desde Tenerife, la grata voz de África Alonso interpretó unas seguidillas manchegas que terminaron en aires lanzaroteños con las vibrantes segudillas conejeras a cargo de Sergio Cabrera y Sandra Sarria.

Otro lo momentos brillantes estuvo a cargo de la joven Ithaisa y la veterana Esther Álvarez, acompañadas por la dulzura del violín del músico Mao, interpretaron, con luz tenue, “Romance de la pobre Adela”… Federico Santana interpretó el himno sentimental de Gran Canaria: “Sombra del Nublo”. Mirian y Marga, con excelente puesta en escena se arrumbaron con un “Somos Costeros”, mientras Vicky López y “el Canana” dedicaron espacio al "Himno a la Lucha Canaria".

Pero sin lugar a dudas, la guinda, el acento, lo puso alguien que esa noche debuta en la bodega: Sergio Sosa. Un niñito de 7 años que con desparpajo, irrumpió en el plató, vestidito de mago para indicarle a Julio Fajardo : “¡quiero cantar!”. Él solito, se presentó, cantó y puso a un público en pie que no daba crédito al estilo y la impronta del dimunuto solista.

Y, como no podía faltar, una polca envenenada, con solistas que poco a poco se fueron calentando hasta que llegó Sergio Correa y la mandó a parar con su copla “del caramelo” sergio…

El programa, tiene una duración que sobrepasa los 90´, así que disponga el vídeo para que, pasado el tiempo, puedan revivir los mejores momentos…

¡Que lo disfruten!
Comentarios