Revista nº 910
ISSN 1885-6039

Cetrehierro: nacimiento de una Asociación de cetrería en El Hierro

Jueves, 19 de Mayo de 2005
Carmen Pérez
Publicado en el número 53

CETREHIERRO nace con vocación de trabajo para el correcto desarrollo de las distintas modalidades de la cetrería que se practican y que se practicarán en El Hierro.



Como se sabe, el milenario arte de la cetrería experimenta hoy en día un renovado auge en todo el mundo que aúna el clasicismo y la ortodoxia de los puristas, y la modernidad y lo vanguardista de las nuevas técnicas y aplicaciones actuales. Así, el número de cetreros y de especies destinadas a la cetrería han ido aumentando de forma considerable en las últimas décadas a la par que se han ido rescatando las viejas tradiciones y se han ido añadiendo a este arte nuevas técnicas de cría y adiestramiento.

Estas nuevas aplicaciones han ido dando un nuevo aire a la cetrería y ha ido perdiendo peso el halo de “nobleza” que la rodeó en sus épocas de mayor esplendor, produciéndose una proletarización de la misma. Además, como es normal con la introducción de las armas de fuego y otras técnicas de caza mucho más óptimas y baratas, ha ido también perdiendo casi toda su importancia como herramienta cinegética, ya que hablamos hoy en día de un sistema ecológico y selectivo en el que cada pájaro es educado para una especie cinegética específica, llevándose a cabo una selección natural si consideramos que por ahorrar energía tiende a cazar las presas menos capacitadas. Es decir, la cetrería ha pasado de ser una fuente de obtención de alimentos a ser un esparcimiento lúdico en el que el reto y mero disfrute visual de los lances prima sobre el porcentaje de capturas. De hecho, en función, entre otros, de la especie y de los territorios de caza, podemos hablar de porcentajes de efectividad máximos de entre el ocho y el quince por ciento del total de lances.

El nuevo impulso que la cetrería experimenta se puede observar en su aplicación en, por ejemplo, los centros de recuperación de aves rapaces, la cría en cautividad, el control de fauna en aeropuertos y otras instalaciones, como estadios deportivos, monumentos y edificios públicos, complejos aerospaciales, en la divulgación educativa o comercial, en el control de plagas,etc.

Este incipiente resurgir de la cetrería en todo el mundo ha motivado que surjan por doquier asociaciones de todo tipo que tratan de dar impulso a este noble y antiguo arte a la vez que tratan de aunar al colectivo cetrero dentro de la legalidad y el respeto más escrupulosos. Se convierten las asociaciones en el vehículo ideal para aglutinar a todas las personas que, de una forma u otra, practican la cetrería, a modo de foro común y de portavoz del colectivo, impulsando a todos los niveles la cetrería, acabando con el furtivismo y los expolios de nidos, fomentando el asociacionismo, colaborando y, en muchas ocasiones, incluso alentando a las distintas administraciones públicas implicadas a emprender determinadas políticas y acciones de interés medioambiental, científico, educativo y lúdico. Sirva como ejemplo el hecho de que en algunas comunidades autónomas son las propias asociaciones de cetrería las que instruyen a los distintos especialistas de la Administración en las técnicas de reproducción en cautividad, herramienta ésta que ha conseguido recuperar a especies que estaban incluidas en las listas de especies amenazadas e, incluso, en vías de extinción en todo el mundo.

Así nace CETREHIERRO, con la intención de ser nexo de los cetreros de la Isla, donde se aúnen esfuerzos e inquietudes en aras del adecuado impulso y desarrollo de la cetrería, un foro donde las distintas disciplinas cetreras puedan contar con el canal adecuado tanto para recibir información como para brindarla, un vínculo asociativo que pueda servir de interlocutor con las administraciones públicas y de portavoz de inquietudes ,necesidades, logros y denuncias ante éstas y ante el conjunto de la sociedad. En definitiva, CETREHIERRO nace con vocación de trabajo para el correcto desarrollo de las distintas modalidades de la cetrería que se practican y que se practicarán en El Hierro, tratando de cubrir las carencias existentes en cuanto a información, legislación, parafernalia, acceso a centros de cría, bibliografía , etc.

Entre los fines principales que asume CETREHIERRO con su nacimiento están también el de realizar un censo y estudio de las rapaces con las que contamos en la Isla, tanto de las nidificantes como de las migradoras, con identificación, cuantificación y descripción de las especies y subespecies, estudio de sus biotopos y hábitats, de sus costumbres, de los nidos y polladas anuales, de sus aminazas, etc. A la vez, pretende esta asociación elaborar un decálogo con el que se conciencie a los practicantes, activos y potenciales, de la importancia entre otros aspectos, del adecuado y racional uso de rapaces, de la negativa repercusión de los expolios y de los desnides incontrolados, del obligado y escrupuloso cumplimiento de la legislación nacional e internacional al respecto. Por ende, se trataría también de concienciar a otros colectivos implicados, como el de cazadores o el de coleccionistas, sobre el respeto hacia nuestras rapaces y sus hábitats, además de tratar de conseguir de las distintas administraciones públicas implicadas una correcta gestión política y ambiental, fomentando, por ejemplo, el uso adecuado y coherente de pesticidas y plaguicidas o la elaboración de la normativa necesaria para ir cubriendo los vacíos legales existentes por el momento

Comentarios
Sábado, 20 de Octubre de 2007 a las 22:05 pm - Margot

#01 Me gustaria saber que puedo hacer para hacer cetreria, no tengo ni idea pero siempre me ha apasionado, donde puedo recibir informacion, etc-

orenay@teleline.es