Revista nº 923
ISSN 1885-6039

El Trío Ucanca saca nuevo disco bajo el nombre Aguere.

Viernes, 11 de Marzo de 2005
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 43

El Trío Ucanca ha sacado un nuevo disco al mercado bajo el nombre AGÜERE, presentando como novedad el protagonismo de su solista Chicho Rodríguez, extraordinario cantante con larga trayectoria, con un refinado estilo personal, lleno de pasión, aportando la calidez y calidad de su voz. En este trabajo se muestran estilos tan heterogéneos como la balada romántica, el vals peruano, o el tango, entre otros.

Este nuevo CD presenta como canción central de portada un tema dedicado a la ciudad de Los Adelantados que lleva por título [i]La Laguna inmortal[/i] con letra del poeta y escultor Fernando García–Ramos y música del propio Chicho Rodríguez. De los once temas grabados, nueve son inéditos, y dos de ellos presentan una nota emotiva de canción homenaje: [i]Pedro García Cabrera[/i] dedicada al gran poeta gomero, de quien se celebra el centenario de su nacimiento, y [i]La ausencia que duele[/i], en honor al desaparecido e inolvidable arpista del Trío Los Tequilas Juan Francisco Rodríguez. Dicho tema ha sido compuesto por Ramón Díaz Ventura, magnífico guitarrista que colabora con los arreglos musicales de este disco. [i]El tranvía[/i], cuyo autor es el propio Chicho Rodríguez, es una canción jocosa de crítica social a un tema de actualidad por la incidencia del tranvía en la vida chicharrera. El contenido argumental de este trabajo gira en torno al canto a la tierra, serenatas de amor, canción reivindicativa y composición musical en honor a personas muy queridas y apreciadas que lamentablemente han desaparecido de nuestra sociedad. El nombre del disco [b]Aguere[/b] obedece al cariño que el músico siente por La Laguna, declarándose “un enamorado” de la ciudad universitaria que siempre le ha apoyado en su carrera musical. Adjuntamos un extracto del texto firmado por el periodista Luis Ortega Abraham, que figura en el libreto que acompaña el disco: [i]Mis primeros recuerdos dibujan a Chicho Rodríguez como el futbolista de talento excepcional que con el Real Unión y el Tenerife, en la Liga Interregional y en las fiestas lustrales dejaba muestras de su calidad y su desparpajo en el palmero Campo de Bajamar, para disgusto y admiración de las ruidosas hinchadas del Tenisca y Mensajero. Y, en paralelo, con el solista de un sorprendente Trío Ucanca que sumaba su voz limpia y valiente, la facilidad de Pedro Pérez al punteo y la seguridad de Roberto González, y que acaparaba con justicia, naturalmente premios en los festivales y concursos de Canarias. Mi amistad con Ramón Díaz Ventura tiene la misma antigüedad y, de algún modo, los mismos escenarios de una ciudad alegre y abierta y de una isla todavía con cánones humanos, civilizados, gratos para los residentes y para los viandante. El argumento de la relación al igual que con Chicho fue la música, toda la música, la música de oficio de Ramón, era miembro de Los Duendes que, por unas décadas, llenaron las horas de domingo y pusieron voz a las penas y glorias juveniles de muchos chicharreros pero, sobre todo, la música porque sí, el cantar por cantar que libra a la piel del callo de la costumbre. Y resulta que, en una tarde de otoño como diría un poeta cursi u optimista Díaz Ventura, compañero de mesa, me trajo unas noticias del cantante de sólidas cualidades y entrega, empeñado en la grabación de nuevos temas de raíz y de compromiso isleño. Para esta aventura, Chicho Rodríguez con sus melodías inéditas, la fuerza lírica de Fernando García-Ramos, a la calidad expresiva de Manolo Melián y el recitado de Juan Coello Damás, dos colaboradores eficaces Juan Daniel Afonso, bajista y Julio González silbador y tocador de Chácaras, y por supuesto, la decidida intervención de un gomero y músico medular que conserva intacto el saco de las ilusiones. Mi amigo Chicho pertenece a esa estirpe de cantores libres y por gusto, ajenos a la estrategia de la propaganda y el regateo, que nunca deben callar, por que como agentes generosos y voceros de sentimientos comunes son imprescindibles para procurarnos el fisco de ilusión y sueño que hace más fácil y si cabe, placentera, la aventura de vivir cada día[/i]. Esta nueva grabación, que ha sido coproducida por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna y el CCPC, ha sido llevada a cabo en los Estudios Acentejo, a cargo de Juan Pedro Gutiérrez. Este disco cuenta, además, con las colaboraciones de la talla de Manolo Melián, con su inigualable voz, en [i]Íntimas memorias[/i] , al igual Juan Coello Damas, que recita con desgarradora bocel hermoso tema [i]Pedro García Cabrera[/i]. Asimismo, también colaboran Julio González, maestro del silbo gomero y las chácaras y Juan Daniel Díaz Afonso al bajo.
Comentarios