Revista nº 798
ISSN 1885-6039

Presentación del disco Herencia Atlántica, de Labradores de Abona.

Lunes, 18 de Julio de 2005
Redacción BienMeSabe/ CCPC
Publicado en el número 62

Hoy lunes día 18 de julio a las 20:30 horas, en el Club Prensa Canaria de Las Palmas de Gran Canaria, tendrá lugar la presentación de la nueva grabación del Grupo Folclórico Labradores de Abona, que lleva por título Herencia Atlántica. La presentación correrá a cargo de Domingo Rodríguez, locutor de CanariasAhora Radio.


Es el segundo disco del destacado grupo en el que, junto al repertorio recogido de la tradición oral de su tierra: danza de Las Vegas-Chimiche, piezas del romancero, del folclore infantil... y otros temas clásicos, han querido incorporar varios temas del cancionero latinoamericano: géneros cubanos y venezolanos.


Labradores de Abona se fundó en 1992 en el municipio de Arico, por músicos de toda la zona suroeste de Tenerife. Actualmente son veinticinco componentes y su director musical es el sabandeño Héctor González.


Precisamente el pasado año este colectivo llevó su música hasta la isla de Cuba, en donde fueron invitados a participar en el Festival Iberoamericano de Holguín.


Este trabajo ha contado con un excelente equipo de producción bajo la dirección y producción musical de Héctor González y los técnicos de sonido Carlos Mas y Alberto Méndez. Además se contó con la colaboración del prestigioso percusionista Fernando García.


Asimismo cuenta con un cuidado libreto con diseño de José Alberto Hernández del Departamento de Diseño del CCPC.


María del Pino Fuentes, destacada periodista y gran conocedora de nuestra música tradicional escribió un elogioso texto que se incluye en el libreto y que adjuntamos a continuación:


La vida de los canarios está marcada por los vientos. Sea cual sea la Isla donde vivas, desde muy pequeño aprendes a cerrar los ojos con rabia cuando el aire se llena de arena, tierra y fuerza, empeñado en la ardua tarea de sacudir la calma. El viento se lleva las hojas y las ramas más delgadas de los árboles, los papeles que envuelven el azúcar de colores, alguna prenda de ropa mal colgada, la lluvia que se acerca por el horizonte y hasta los pensamientos si no están a buen recaudo. Eso nos pasa a la mayoría de las personas, los alisios nos arrebatan la caja de recuerdos de la infancia.


A las gentes del Sur, la de esas tierras a las que antaño se llegaba después de recorrer el rabo de lagarto herido de la primitiva carretera y que vieron un día las distancias acortadas por una cinta gris que caminaba paralela a la costa, se les han olvidado los atardeceres sobre la línea infinita del horizonte, las noches de vigilia en alta mar, los charcos que se formaban en los inviernos, los manantiales de la costa, las bandadas de pardelas, gaviotas y hasta de guirres que acudían en busca de las entrañas del pescado. Sus recuerdos recientes están en la explosión de color del turismo, en el bullicio de las localidades costeras, en la celeridad con la que cambian los paisajes.


Afortunadamente en las medianías y para mantener la vigencia de las tradiciones y de la identidad de la tierra, los pueblos siguen conservando ese ápice de nostalgia que permite al hombre libre perderse en el revuelo de las folias, dejar que el alma recorra el sendero de los sentimientos, envolverlos en malagueñas, o que se vuelvan andariegos, crucen el Atlántico y traigan en el viaje de regreso un aguinaldo, una guasa, un joropo, un golpe, una zamba y hasta un son. Ese mestizaje de culturas, ese folklore de ida y vuelta, es lo que nos regalan nuestros amigos de la Asociación Cultural Labradores Nivaria de Abona en esta nueva entrega sonora.


En las manos nos dejan esta muestra de buen hacer, producto de un largo compás de espera, casi dos años, en los que se ha consolidado un repertorio que retrata el sentir de un pueblo del Sur, los sueños de unos ariqueros que disfrutan de la paz de los paisajes ocres y milenarios, de la sabiduría de los mayores, del apego a las tradiciones, en resumen, de la música de estas y otras tierras.


Aquí están las gargantas bien timbradas, los instrumentos sabios de parrandas y amaneceres, la generosidad de una gente que no desfallece en el empeño de mantener las señas de identidad de los pueblos, la bien denominada cultura de la tierra. ¡Disfrútenla!



LABRADORES DE ABONA.


Labradores de Abona nace como agrupación dedicada al folklore musical en abril de 1992, en el municipio sureño de Arico, continuando con la intensa labor que, en su momento, tuvieron otros grupos como Aires del Sur, Atxona o Parranda Folklórica Abona. Tras la extinción de estos colectivos a mediados de la década de los 80, un grupo de ariqueros quiso retomar esta labor y decidió constituir el que, hasta la fecha, es el grupo folklórico que durante más tiempo se ha dedicado a la creación, rescate, interpretación y divulgación de la música popular canaria. Actualmente cuenta con unos 25 componentes, cifra que se incrementará si, como se espera, se incorpora el cuerpo de baile.


Y son esas cuatro premisas, creación, rescate, interpretación y divulgación los elementos nucleares de la trayectoria musical de Labradores de Abona: creación de nuevas melodías y letras que rememoran viejos oficios y tradiciones vernáculas como la del "Juego del Palo"; pero también recreación de géneros, bien consolidados en los repertorios de la mayoría de agrupaciones musicales, con nuevos arreglos fruto de una reinterpretación a la par que propia, crítica y seria, tomando conciencia plena de la incardinación de estos temas muy conocidos en una tradición musical clara, para, de este modo, no tergiversar su esencia, esto es, aquel valor especial que lo identifica y lo define. Además, el rescate de géneros tomados, esencialmente, de la memoria de nuestros mayores y su interpretación, de la forma más rigurosa posible, son otros dos elementos de notable importancia para Labradores de Abona.


Junto a la labor musical, sabiamente dirigida en la actualidad por Héctor González, este grupo sureño se marcó, desde un principio, una serie de objetivos que, con el transcurrir de los años, ha ido cristalizando. El primero de ellos fue el de la grabación de un trabajo discográfico que, de alguna forma, plasmara todos estos elementos definitorios antes esgrimidos; ese trabajo salió a la luz en 1994 y se tituló "Lágrimas Amargas", grabación que con títulos como "El Labrador", "Juego del Palo", "Isita", "A misa" o "Lágrimas Amargas", tema que da título al disco, consolidó a este grupo en una línea de trabajo bien definida.


Tras este primer e importante paso, llegó el momento de elegir una vestimenta: tras consultar a algunos de los artistas de la tejeduría que hay en Tenerife, la agrupación tomó la decisión de tomar como referencia indumentarial el conocido como "Traje de Chasna", un traje de gala de finales del siglo XVIII y principios del XIX y que es el que muestran en todas sus actuaciones.


Otro objetivo, también conseguido, era el de preparar un proyecto estatutario para conformarse como Asociación Cultural. Así sucedió en septiembre de 1996, bajo el nombre de Labradores Nivaria de Abona. Esto facilitó aspectos esenciales para el funcionamiento de un grupo de personas dedicadas a la música popular: un mejor funcionamiento interno, un adecuado y equitativo reparto de tareas organizativas y, sobre todo, el poder solicitar subvenciones y preparar proyectos que, sin dejar de lado la música, atendiesen otros aspectos de nuestra cultura tradicional.


Y estos proyectos son hoy en día una realidad: en primer lugar hay que citar la Feria de Artesanía "Labradores de Abona", que se lleva celebrando desde 1997, siempre durante la segunda mitad del mes de agosto en el barrio ariquero de El Río. En este evento un buen puñado de artesanos venidos de toda isla, o de otras islas, muestran y venden sus obras, siendo siempre el colofón de esta feria un "Certamen folklórico" con grupos de la zona. En segundo lugar, hay que destacar la labor que Labradores de Abona viene realizando en la Escuela Instrumental de Folklore de Arico, empresa ésta que cuenta ya con cuatro años de travesía y que ha permitido a jóvenes –y no tan jóvenes- aprender a tocar algún instrumento, a cantar y, ante todo, a divertirse aprendiendo géneros de nuestra música tradicional.


Ni que decir tiene que, junto a todos estos eslabones de esa cadena que es la travesía de Labradores por la música folklórica, "Herencia Atlántica" supone la constatación nítida de un constante trabajo de aprendizaje y estudio: junto a géneros bien conocidos, conviven temas de la otra orilla, referencias al romancero panhispánico, uno de los grandes tesoros culturales de las islas y que ha dado tantos y buenos estudios.


Como hitos puntuales de una marcha por nuestra música de más de una década, esta agrupación ha tenido el honor de compartir escenario con conjuntos musicales internacionales renombre como Los Tres Reyes, Huerque Mapu, y también con grupos de las islas como Añoranza, Garoé, Achamán, Los Chasneros o Tajaraste entre otros.


En lo referente a actuaciones musicales pueden destacarse las siguientes:



VII Muestra Iberoamericana de Holguín, Cuba.


Festival Folklórico Isla Baja, Garachico.


Elección Romera Mayor, San Benito.


Misa-Ofrenda en la Villa de Arico, ininterrumpidamente desde 1996.


Participación en Programas de T.V. como "La destiladera", de Canal 7 del Atlántico o "La Bodega de Julián" en la T.V. Autonómica.


Colaboración anual en actos organizados por el Ilustre Ayuntamiento de Arico como "Baile de Magos" o "Certamen de Villancicos".


Finalmente, y como proyectos más inmediatos, pueden señalarse la presentación en Arico, probablemente para el mes de octubre, de "Herencia Atlántica", segundo trabajo discográfico de la agrupación; celebración, en la segunda mitad de agosto, de una nueva edición de la Feria de artesanía y, desde el punto de vista musical, la preparación de nuevos temas para incluir en el repertorio, destacando la "Misa Canaria", cuya letra ha sido preparada por el poeta popular Emiliano Guillén.

Comentarios

Alma Llanera / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo