Revista nº 797
ISSN 1885-6039

El héroe decimonónico majorero, Eustaquio Gopar, será homenajeado en Barcelona.

Miércoles, 31 de Agosto de 2005
Redacción BienMeSabe/ Ayuntamiento de Tuineje
Publicado en el número 68

Al acto asistirá Gonzalo Báez, alcalde de Tuineje, donde también está previsto que estén presentes el Ministro de Defensa, el Presidente de la Generalitat de Catalunya, el Director General de Casa Asia, un Embajador y un Senador filipinos.

El próximo 9 de septiembre a las 18.00 horas en la sede de Casa Asia, Palau Baró de Quadras, (Barcelona) tendrá lugar el homenaje a “Los últimos de Filipinas”, los 33 soldados (entre los que se encontraba Eustaquio Gopar) que durante el “desastre colonial del 98” resistieron 337 días el constante asedio del ejército tagalo encerrados en una iglesia sin víveres, desconociendo que la guerra había terminado.

Gonzalo Báez asistirá en representación del Ayuntamiento de Tuineje, acompañado por el resto de autoridades locales de los lugares de procedencia de cada uno de los 33 soldados y por los descendientes de los Héroes de Baler. Asimismo estarán presentes también el Ministro de Defensa, José Bono, el Presidente de la Generalitat de Catalunya, Pasqual Maragall, el Director General de Casa Asia, Ion de la Riva, el embajador filipino Joseph D. Bernardo y Medina y el senador filipino Edgardo Angara.


EUSTAQUIO GOPAR.

Eustaquio Gopar nació en Tuineje el 2 de noviembre de 1876. A los 23 años se convirtió en "héroe" al formar parte del Batallón Expedicionario de Cazadores nº 2 compuesto por 56 hombres que el 27 de junio de 1898 se atrincheraron en la Iglesia de San Obispo de Baler, diminuto pueblo de Nueva Écija, en la isla de Luzón (Filipinas) resistiendo condiciones infrahumanas junto a otros 32 valientes entre los que se encontraba además el tinerfeño José Hernández Arocha.

Todos ellos pasaron a la Historia como "Los últimos de Filipinas", como soldados que apegados a un estricto sentido del deber, debieron pasar auténticas calamidades para defender el sitio de Baler tras cuya pérdida España dejó de ser el Imperio decimonónico en que se había convertido.

La aventura de Gopar, que fue casi casualmente destinado a Filipinas cambió su destino pasando de ser un humilde labrador a participar activamente a su vuelta a Filipinas en la política y vida social de su pueblo y de toda la isla. De esta forma fue alcalde de Tuineje por dos ocasiones (años 1930 - 1933 y 1955-1961). Entre sus condecoraciones destaca el título de "Hijo predilecto de Fuerteventura", teniente honorario del Ejército desde julio de 1945, Caballero de la Orden de Cisneros en 1960 y "propietario de una pensión remuneratoria anual de 612 pesetas líquidas (720 brutas) desde el 27 de marzo de 1909".


En el siguiente cuadro pueden verse los cargos que desempeñó en el Municipio:

Juez de Paz Sustituto
12 de septiembre de 1.901
19 de abril de 1.902

Juez de Paz Sustituto
27 de diciembre de 1.924
1 de enero de 1.928

Alcalde Presidente
12 de marzo de 1.930
10 de mayo de 1.933

Juez de Paz Propietario
15 de septiembre de 1.933
1 de febrero de 1.941

Juez de Paz Propietario
1 de enero de 1.942
27 de abril de 1.946

Alcalde Presidente
24 de abril de 1.955
19 de febrero de 1.961

Durante su mandato se compró la primera bomba de agua con la que contó Tuineje, que entonces estaba habitado por 500 personas. Aunque los que le conocieron dicen de él que era un hombre afable, poco dado a cantar sus propias gestas y "de gran elegancia" lo cierto es que su poder y prestigio en el Ejército se hacía evidente cada vez que Don Eustaquio se dirigía a sus compañeros del Ejército para pedir, por ejemplo, permisos para los soldados majoreros.

Gopar fue eminentemente un vecino querido en su pueblo que recuerda aún el magnífico entierro con galas militares que le fue propiciado.

La Calle donde vivió el héroe majorero de Baler tiene una placa conmemorativa del ilustre vecino y el Ayuntamiento ya ha participado en varios eventos en los que se ha recordado la figura de uno de los personajes históricos de Fuerteventura.

Noticias Relacionadas
Comentarios

Alma Llanera / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo