Revista nº 888
ISSN 1885-6039

La remodelación de la Casa de la Palmera, en El Sauzal, a concurso.

Viernes, 01 de Abril de 2005
Redacción BienMeSabe/ Cabildo de Tenerife
Publicado en el número 46

El inmueble será acondicionado como centro de artesanía.

El Cabildo de Tenerife ha sacado a concurso la restauración de la Casa de la Palmera, en el término municipal de El Sauzal, que se acondicionará como centro de artesanía, según acordó el Consejo de Gobierno en su última reunión. El vicepresidente del Cabildo y consejero insular de Turismo y Planificación, José Manuel Bermúdez, explica que "esta obra, que cuenta con un presupuesto de 108.905 euros, se incluye dentro del Plan de Infraestructuras y Calidad Turística de Tenerife, que promueven el Cabildo y el Gobierno de Canarias". Las obras que se llevarán a cabo consistirán en la rehabilitación de la casa y en el acondicionamiento de los espacios de uso público y jardines de los alrededores ya que, según el proyecto previsto, "este inmueble, ubicado en el casco urbano, se integrará en una ruta divulgativa de los valores patrimoniales y ambientales del municipio, cuyo itinerario incluirá los futuros centros de visitantes, que se ubicará en la Casa de los Callejones, y de artesanía", indica el consejero insular. La Casa de la Palmera, de propiedad municipal, ocupa una superficie de 133 metros cuadrados y dispone de dos plantas. Se trata de un edificio de cuatro fachadas y de planta rectangular que se encuentra en un deficiente estado de conservación. Las obras previstas estarán finalizadas en ocho meses y pretenden compatibilizar los nuevos usos propuestos con la restauración de los elementos constructivos originales y el respeto a la estructura tipológica que caracteriza el edificio. Los trabajos contemplan la rehabilitación de los pavimentos, las cubiertas y los revestimientos así como obras de carpintería, pintura y nuevas instalaciones eléctricas, entre otras actuaciones. La restauración de la Casa de la Palmera se integra en un proyecto mucho más amplio de mejora del entorno urbano de la avenida de la Inmaculada e Iglesia de San Pedro, que constituyen el centro urbano del casco del municipio, "con una evidente cualidad y atractivo turístico dentro de un entorno privilegiado", según señala José Manuel Bermúdez. La idea es vertebrar una ruta turística y cultural que parta del centro de artesanía hasta enlazar con la plaza de la iglesa de San Pedro, el edificio consistorial y anexos, la casa-museo de la Sierva de Dios, el Camino de La Ladera, el naciente de agua en el barranco de las Mejías hasta la ermita de Los Ángeles y desde ésta hasta el parque Los Lavaderos.
Comentarios