Revista nº 887
ISSN 1885-6039

Carlos Pinto Grote y Alberto Omar hablaron sobre escribir en Canarias.

Jueves, 28 de Abril de 2005
Redacción BienMeSabe/ CCPC
Publicado en el número 50

La pasada noche del sábado 23 de abril, con motivo del Día del Libro, los prestigiosos escritores Carlos Pinto Grote (Premio Canarias) y Alberto Omar Walls reflexionaron en la Sala San Borondón de La Laguna sobre el hecho de escribir en las islas.

Alberto Omar y Carlos Pinto hablaron de su experiencia como creadores y valoraron la situación actual de la literatura en las islas. Ambos coincidieron es valorar la creación literaria como un hecho íntimo, que se inicia desde la soledad y a través del cual se pretende de alguna manera cambiar el mundo. Aunque, en palabras de Carlos Pinto, "sólo los genios lo consiguen". "Lo complejo de la creación literaria empieza cuando la obra deja de ser del escritor e inicia la cadena industrial cuyos objetivos fundamentalmente son otros más ligados a los beneficios económicos", afirmó Alberto Omar. Continuó Omar indicando que en Canarias contamos con buenas editoriales pero no se puede decir que exista una industria del libro. No hay canales de difusión, distribución, promoción, crítica, etc., que permitan a los escritores vivir de la literatura. En cuanto a la crítica literaria, Carlos Pinto fue contundente al afirmar que "en Canarias no existe crítica literaria. Los críticos tienen temor a comprometerse y se limitan a publicar meras notas informativas de las nuevas publicaciones". En alusión al hecho económico, Carlos Pinto criticó que al escritor se le castiga a no cobrar por su obra (aunque haya editoriales que quieran hacerlo) salvo que sea un trabajador autónomo y viva exclusivamente de eso. En el caso de escritores con escasos recursos, jubilados, etc., es sangrante ver cómo tienen que rechazar esos pequeños beneficios pues se arriesgan a que Hacienda les descuente el 40 % de sus pequeños entradas económicas. Carlos Pinto y Albero Omar también coincidieron en valorar negativamente la política cultural del Gobierno de Canarias "más preocupado por los grandes eventos puntuales que por una política continuada de fomento de los jóvenes valores y difusión en el más amplio sentido de la palabra de los autores consolidados. Es penoso que la obra de grandes intelectuales canarios no esté editada y distribuida fuera de las islas. El Gobierno debería promover canales para que su obra sea conocida fuera de Canarias". Algunas afirmaciones destacadas fueron las siguientes: . EN CANARIAS SE ESCRIBE IGUAL QUE EN EL RESTO DEL MUNDO, EL PROBLEMA ESTÁ EN LA DIFICULTAD DE LA INFRAESTRUCTURA POSTERIOR: PROMOCIÓN, DISTRUBUCIÓN... . EN CANARIAS NO EXISTE CRÍTICA LITERARIA. LOS CRÍTICOS CANARIOS TIENEN MIEDO A COMPROMETERSE. . AQUÍ ES MUY DIFÍCIL QUE LOS JÓVENES VALORES LITERARIOS TENGAN CANALES PARA LA EDICIÓN Y LA PROYECCIÓN DE SU OBRA. . EN CANARIAS HAY MUCHAS EDITORIALES PERO NO EXISTE INDUSTRIA DEL LIBRO. . EL GOBIERNO DE CANARIAS NO TIENE UNA POLÍTICA SERIA DE PROMOCIÓN Y DIVULGACIÓN DE LA LITERATURA. . CANARIAS HA OLVIDADO A MUCHOS AUTORES DE UNA CALIDAD EXTRAORDINARIA. . FALTA SENSIBILIDAD EN NUESTRAS INSTUTUCIONES PARA CUIDAR LA OBRA DE NUESTROS INTELECTUALES, PROMOCIONARLA EN CANARIAS Y SOBRE TODO PROMOVER CANALES PARA DARLA A CONOCER FUERA. CARLOS PINTO GROTE (La Laguna, 1923) da a conocer sus primeros poemas en la revista Mensaje dirigida por su padre, el poeta Pedro Pinto de la Rosa. Prestigioso psiquiatra, ha cultivado la escritura toda su vida. Desde los años cincuenta hasta la actualidad, ha publicado en numerosos periódicos de Canarias unos trescientos artículos sobre Literatura, Pintura, Filosofía, así como escritos relacionados con las Bellas Artes y la Cultura. Su obra poética publicada es la siguiente: Las tardes o el deseo, Las Palmas de Gran Canaria, 1954; Las preguntas al silencio, Santa Cruz de Tenerife, 1956; Elegía para un hombre muerto en un campo de concentración, Santa Cruz de Tenerife, 1956; El llanto alegre, Santa Cruz de Tenerife, 1957; Muda compasión del tiempo, Las Palmas de Gran Canaria, 1963; Siempre ha pasado algo, Tenerife, 1964; Como un grano de trigo, Barcelona, 1965; En este gran vacío, Madrid, 1967; Sin alba ni crepúsculo, Barcelona, 1967; Oneirón, Barcelona, 1973; Unas cosas y otras, Las Palmas de Gran Canaria, 1974; Sólo el azul, Madrid, 1977; Los habitantes del jardín, Las Palmas de Gran Canaria, 1978; Estío, Las Palmas de Gran Canaria, 1981; Tratado del mal, Santa Cruz de Tenerife, 1981; De los días perdidos, Santa Cruz de Tenerife, 1982; Poemas a un cultivador de opio, Santa Cruz de Tenerife, 1983; Cantatas, La Laguna, 1984; La trampa de la noche, Santa Cruz de Tenerife, 1989; El destino de la melancolía, Santa Cruz de Tenerife, 1997; Tienda de antigüedades, Lanzarote, 1997; Días sin ti, Santa Cruz de Tenerife, 1997; Cantos para una desolación, Santa Cruz de Tenerife, 1998 y Aprendizaje del silencio, Santa Cruz de Tenerife, 2003, Antología (2004)... En prosa ha publicado: Las horas del Hospital (cuentos), Santa Cruz de Tenerife, 1956; Cuatro cuentos extraños, Santa Cruz de Tenerife, 1956; Las horas del hospital y otros cuentos, Madrid, 1966; Un poco de humo y otros relatos, Santa Cruz de Tenerife, 1984, Objetos de desván y trajes de pasamanería (cuentos), Santa Cruz de Tenerife, 1986, Juan Ismael. Ocultaciones (biografía), Madrid, 1992 y Los papeles de Abilio Santos (novela), Santa Cruz de Tenerife, 1998. Por su amplia trayectoria literaria ha sido galardonado con numerosos e importantísimos premios, destacando el Premio Canarias de Literatura, 1991; los premios de Poesía San Benito Abad, Pedro García Cabrera, Ciudad de La Laguna y Antonio de Viana; y los premios de cuentos Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife y Ciudad de Santa Cruz de Tenerife. Obra inédita: Heriticon, Poesía; Cuaderno de desconocidos, Poesía; Miniaturas, Poesía; Meditaciones y escrituras, Ensayos breves; Los hombres se van, Novela; El recital de Pedro Gonzaga, Novela; Crónica personal, Memorias (tomos I, III y IV) y en fase de preparación y escritura: La versión de Swann, Novela. ALBERTO OMAR WALLS es autor de siete obras de teatro, numerosas obras de teatro radiofónico, guionista de varios programas para TVE-C... Una quincena de sus obras han sido publicadas: "La canción del morrocoyo", "Los muertos como Alavaros", "Sé que no son pulgas ni gusanos", "Papiroplexia", "Suaves cuentos de destrucción", "El unicornio dorado", "Ángeles del deseo", "Como dos lunas llenas"... Es "Premio Nacional de Novela Benito Pérez Armas", "Premio Pérez Galdós", "Aula de Cultura de Tenerife", "CajaCanarias" de cuentos, "Ateneo" de relatos, "Ciudad de La Laguna" de novela, "Ciudad de Santa Cruz de Tenerife", Premio de guión (Vecindario, Gran Canaria) por el corto "Mujer y tierra"... Fue guionista, productor, codirector, actor y director de ambientación de la película "Piel de cactus"; ha participado como actor de teatro en más de una docena de obras y como actor de cine, en cuatro largometrajes. Ha interpretado personajes radiofónicos ("Las Voces del comic"). Ha dirigido montajes teatrales y varios cortometrajes.
Comentarios
Lunes, 02 de Mayo de 2005 a las 02:41 am - perera

#03 Totalmente de acuerdo, quería decir.

Lunes, 02 de Mayo de 2005 a las 02:40 am - perera

#02 Totalmente con lo que se dice en el comentario anterior. Salud-os.

Domingo, 01 de Mayo de 2005 a las 20:12 pm - C.M.S.D

#01 ¿En Canarias no existe crítica literaria? ¿Tienen los críticos miedo a comprometerse? Creo que estas afirmaciones ignoran la realidad. En Canarias EXISTE crítica literaria. En Canarias ,también, EXISTEN críticos valientes, comprometidos, capaces de una crítica resistente y combativa, carente de miedo y servilismo.Su aparente 'inexistencia' tal vez se deba a esa misma falta de divulgación o de interés (o de búsqueda real) que señalan Carlos Pinto Grote y Alberto Omar. Por tanto, habría que matizar: el desconocimiento (u ocultamiento) de una crítica no implica la negación de una crítica y unos criticos que están ahí, que de verdad SON. La búsqueda, si así lo queremos, y el interés, nos llevará a su encuentro y a la afirmación de su existencia.