Revista nº 797
ISSN 1885-6039

El Día Escolar en la Feria de Ganado

Jueves, 01 de Julio de 2004
Pepe Corcuera
Publicado en el número 7

El pasado 28 de Mayo tuvo lugar en las instalaciones de la Granja del Cabildo de Gran Canaria una actividad educativa novedosa: El día del escolar dentro de la feria de ganado.



Cada año se celebra en esas instalaciones, el último fin de semana de Mayo, la Feria Insular de Ganado, pero este año el evento comenzó un día antes para celebrar una jornada dedicada a recibir a los colegios de la isla. Así, más de 500 alumnos de 6º procedentes de diversos centros pudieron disfrutar y aprender realizando un recorrido por diferentes aspectos de nuestra ganadería. Para ello, desde el mes de febrero se contactó con un colectivo de profesores y profesoras que ya trabajaba con el alumnado en el funcionamiento en sus centros de huertos escolares o iniciación a proyectos ganaderos, se realizó una serie de reuniones para poder rentabilizar al máximo el día de la visita a la Granja del Cabildo de Gran Canaria.

En todo este proceso intervinieron distintas instituciones públicas que implicaron con sus propuestas a dicho profesorado, AIDER Gran Canaria, Cabildo de Gran Canaria, Facultad de Veterinaria, Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa del Gobierno de Canarias mediante su Programa de Contenidos Canarios El itinerario se estructuró en diversos talleres: “ Burros y caballos”, “ Trilla”, “ Ovejas”, “Trasquila”, “ Vacas”, “Arrastre con yuntas”, “ Cabras”, “Ordeño”, “Queso”, “Industria láctea”y “Alimentación animal” . Todos estos talleres incluían paneles explicativos pero sobre todo actividades en vivo.

A la entrada al recinto cada alumno-a recibió un papel con una pregunta relativa a alguno de los talleres y a lo largo de la visita tenía que encontrar la respuesta. En cada uno de los talleres había estudiantes de los últimos cursos de la carrera de veterinaria que daban explicaciones sobre lo que se estaba presenciando y atendían a las preguntas del alumnado. En tres de los talleres, queso, industria láctea y ordeño se ofrecían productos a degustar. En el de industria láctea se ofrecía toda la gama de yogures, batidos, etc., que produce la central lechera insular. En el taller de ordeño se podía degustar leche con gofio y pan con miel. Por último, el taller de queso estaba estructurado como una cata de cuatro variedades diferentes de quesos, tierno, semicurado de cabra, semicurado de vaca y curado. Los alumnos y alumnas debían aprender a diferenciar los cuatro tipos para lo que recibían las pertinentes explicaciones procediendo después a probar los quesos siguiendo las normas de las catas profesionales, esto es empezando por los quesos más jóvenes y enjuagándose la boca entre queso y queso o bien tomando un trocito de manzana que borrara el sabor del último queso y dejara el paladar fresco para el siguiente.

Para que el alumnado no se olvidara de las técnicas de trabajo intelectual que practica cada día en los centros, hubo también un espacio dedicado al trabajo con papel y lápiz. Allí se ofrecían diversas actividades, sopas de letras, crucigramas, adivinanzas etc., relacionadas con los temas de los talleres y, con la ayuda de monitores, los alumnos-as podían profundizar en lo que habían visto, aprender nuevas palabras, dibujar, etc.

Para hacer honor al trabajo de cada día que se desarrolla en los Colegios este espacio dedicado a “trabajo de gabinete” estaba decorado con los murales sobre temas ganaderos que habían confeccionado previamente en sus centros los propios escolares que participaban en el evento.

Para que el trabajo de aprendizaje no se terminara con la visita a la Feria, a cada Colegio se le suministró material didáctico para seguir profundizando y a cada alumno-a una guía didáctica de los talleres y un cuadernillo de prácticas, además de otro material complementario como un calendario de las ferias ganaderas de la isla.

No nos queda sino resaltar la importancia que para nuestro mundo rural y nuestro sistema educativo tienen este tipo de iniciativas. Nuestros escolares necesitan motivaciones basadas en referencias a la realidad física y cultural para que las tareas de aprendizaje cobren sentido. Pero también nuestro mundo rural necesita que los niños y niñas, ciudadanos del mañana y grandes consumidores de hoy, tengan una visión lo más completa y cercana posible de los valores gastronómicos, culturales, etnográficos y lúdicos que encierra un sector, el ganadero, que pervivirá sólo si los canarios, de hoy y de mañana, nos implicamos en su conservación y apoyo.
Comentarios
Lunes, 05 de Julio de 2004 a las 10:19 am - Julián Melián

#01 Gracias por la colaboración en la página y por el esfuerzo diario del autor y sus compañeros de trabajo, especialemente Javier Gil. Técnicos de la calidad humana y profesional que ellos atesoran, permiten a los que trabajamos porque nuestros referentes culturales y sociales no se diluyan en el desarrollismo, mantengamos la cabeza alta y aguantemos los embates de las formas económicas que nos invaden. El trabajo lento y silencioso que ellos llevan a cabo, darán frutos de mejor calidad que las grandes campañas publicitarias sobre la 'identidad canaria', a las que acostumbran los organimos de estas islas.

Salud

Punto Cubano / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo