Revista nº 676
ISSN 1885-6039

GABINETE INSTRUCTIVO, El.

Lunes, 06 de Marzo de 2017
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 669

Entidad patriótica y cultural. Fundada en 1869, prolongaría su actividad hasta 1902, aunque su último año de vida en precario la conduciría a su definitivo desmantelamiento. Fue producto de la renovación cultural y social promovida a partir del intento revolucionario de 1868.

 

Un grupo de intelectuales de muy diversas, y hasta opuestas, ideologías, muchos de ellos miembros de la Junta del 68, se reunieron con la idea de enaltecer, instruir y motivar a la sociedad, de la cual se convirtieron en mentores y conductores. Pertenecientes a la burguesía ilustrada y con poder económico, propietarios, comerciantes, profesionales liberales y políticos: Bernabé Rodríguez, José y Carlos Calzadilla, José Suárez Guerra, Emilio Serra y Ruz, Miguel Villalba Hervás*, Ireneo González Hernández*, Valentín Sanz o José Tabares Bartllett*, entre otros. El Gabinte se gestó (mayo de 1869) en una reunión privada, en el domicilio de Elías Zerolo Herrera*, que contaba por entonces unos veinte años. A la reunión concurrieron los también jóvenes Rafael Calzadilla, Ramón Gil-Roldán y Ríos* y José Desiré Dugour*. Presidió la comisión fundacional Ireneo González Hernández. El propósito del grupo era establecer un espacio de concurrencia de ideas, propuestas y debate que contribuyera al desarrollo intelectual de sus propios miembros, a partir de los ideales de tolerancia, libertad, progreso personal y social, coincidente con el de las Logias masónicas del momento; pero había miembros de muy diversas tendencias ideológicas y políticas, y no en menor proporción. Algunos dirigieron también los más destacados periódicos locales. La inauguración oficial se produjo el 24 de julio de dicho año. Presidió la primera junta directiva Juan de la Puerta Canseco. Instituye la celebración del 25 de julio (frustrado ataque de Nelson a Tenerife) con el fin de crear una conciencia patriótica insular; y la convirtió en uno de los referentes de su actividad pública. O las conmemoraciones cervantinas y calderonianas de 1874 y 1881. Aunque los temas primordiales, en las intervenciones o debates públicos, abiertos a los participantes, se centraron en los grandes cambios de las ideas y de la organización política y económica de la sociedad que la modernidad había iniciado: sobre el concepto de Estado, sobre el materialismo y la libertad de pensamiento, la revolución y el progreso; pero también sobre la emancipación de la mujer, la erradicación de la pobreza y el analfabetismo, la insuficiencia en la vivienda, en la sanidad, en la educación. Aunque no era explícitamente una sociedad con proyección política sus ideas despertaron el recelo de las autoridades que, con anterioridad al comienzo de sus actividades, había deportado a otras islas a algunos que luego serían miembros del Gabinete. Y acabó por ordenar las suspensión de sus actividades entre1876 y 1880. Durante la suspensión no se detiene la actividad del Gabinete que crea, para sostenerla, una filial, el Gabinete Científico, y una institución de Segunda Enseñanza, germen del primer Instituto de Segunda Enseñanza de Santa Cruz. Elías Zerolo pondrá en marcha en 1878 la Revista de Canarias*: la herencia más notable del Gabinete para las Islas, desde el punto de vista intelectual y literario. La reapertura se celebra con un acto solemne presidido por el general Weyler, en el cual intervendría Patricio Estévanez* que, a partir de ese momento, será miembro del Gabinete. En 1883, año en que inaugura su primera sede, en la calle Norte, frente a la Alameda, se celebra un homenaje a Galdós, presentado por Francisco María Pinto de la Rosa*, y la Fiesta del Cable, como homenaje a Juan Ravina y Castro y al progreso científico y técnico. Y, en el mismo orden de cosas, sus miembros dedicaron especial atención a asuntos de latente actualidad económica en las Islas: puertos francos, relación de estas con la Península y la conveniencia de plantar árboles en las montañas que rodean la capital, entre otros. La sede, por otra parte, acogería actos para la creación de otras sociedades, como la de Socorros Mutuos, de la Reforma Urbana, de la Unión Mercantil y Agrícola o de Bellas Artes, embrión del que luego sería Museo de Bellas Artes. En 1901 se suceden en la presidencia Manuel de Cámara y Cruz y Patricio Estévanez. Una multa de la inspección del Timbre, por irregularidades durante algunos años, les resulta imposible de pagar y el Gabinete se desmonta por completo, aunque todavía mantiene su actividad en el Ateneo Tinerfeño (mayo 1902), presidido por Rafael Calzadilla, pero ya sin la implantación anterior. Más tarde, todo el patrimonio se cedería, definitivamente, a Juventud Republicana. Publicada por el Excmo. Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, existe una reciente monografía histórica, de Luis Cola Benítez, que da puntual referencia de la vida y actividades de esta institución, decisiva para la modernización del Archipiélago: El Gabinete Instructivo de Santa Cruz de Tenerife 1869-1901 (2003).

 

 

Comentarios