Revista nº 667
ISSN 1885-6039

Frederick de Armas presenta su novela ‘El abra del Yumurí’.

Martes, 14 de Febrero de 2017
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 666

La presentación será este jueves, 16 de febrero, a las 19.00 horas.

 

La Casa-Museo Pérez Galdós acoge este jueves, 16 de febrero, a las 19.00 horas, la presentación de la primera novela de Frederick de Armas, ‘El abra del Yumurí’ (Editorial Verbum). El autor, catedrático de Literatura de la Universidad de Chicago, se adentra con su relato en la Cuba previa a la Revolución castrista a partir de unos apuntes manuscritos de su madre, Ana Galdós, cubana y descendiente de un primo hermano de Benito Pérez Galdós.  

 

Frederick de Armas, profesor, crítico y narrador estadounidense nacido en Cuba en 1945, lleva a cabo en su libro un vívido retrato social, en especial de la alta burguesía de la isla caribeña en los días previos a la irrupción de Castro para cambiar definitivamente la historia del país.

 

La novela que se presenta en el citado centro dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria trata de capturar las tensiones de un momento crítico de la historia de Cuba a través de cinco mujeres con puntos de vista y objetivos totalmente diferentes, pero que acaban formando parte de una misma trama, de un mismo trenzado del que nadie puede escapar.

 

La trama arranca en octubre de 1958. Una de las protagonistas, Carolina Vívez, despierta una mañana tras soñar con una bella pintura y decide buscarla para colgarla en una de las paredes de su casa de la playa. Según se adentra en la búsqueda de esta misteriosa obra de arte que, según ella, tiene que existir en la realidad, más peligra su existencia.

 

Una condesa, una institutriz francesa, la hermana del odiado comandante de la policía secreta y una rebelde de origen vietnamita conviven con Carolina en un escenario donde leyendas, misterios y violencias innombrables llegan hasta los grandes palacetes de la más selecta sociedad habanera.

 

Tras un mundo brillante de bailes y fiestas fabulosas se escuchan las extrañas profecías de una mendiga, reaparecen leyendas de un pasado trágico y se vive bajo el terror de una asesino en serie, el del pañuelo de seda.

 

De Armas acumula una sólida trayectoria como investigador y académico, una carrera que ha incluido la presidencia de la Asociación Americana e Cervantistas (Cervantes Society of America). Actualmente ocupa la Cátedra de Humanidades Andrew W. Melon en la Universidad de Chicago, donde ejerce como profesor de Español y Literatura Comparada.

 

Estudió en La Salle y luego en una escuela en Suiza (Le Rosey) antes de pasar a Estados Unidos. En 1969 recibió el doctorado en literatura comparada de la Universidad de Carolina del Norte y comenzó su carrera académica enseñando en Louisiana State University, Pennsylavania State University y Duke University. Ha publicado numerosos libros de crítica sobre Calderón, Cervantes y la literatura española del Siglo de Oro.

 

Parentesco con Benito Pérez Galdós

 

El autor de ‘El abra del Yumurí’ es, por otro lado, nieto de Domingo Galdós, hijo de un primo hermano de Benito Pérez Galdós. El propio Fréderick de Armas ahondó en las raíces de este ilustre árbol genealógico en una ponencia que presentó en junio de 2013 en el seno del X Congreso Internacional Galdosiano de Las Palmas de Gran Canaria.

 

Esta ponencia tuvo mayor desarrollo posteriormente en el artículo ‘Una conversación trasatlántica: Benito Pérez Galdós y Domingo A. Galdós en La estrella de Panamá (1889-1901)’, publicado en la Revista de Literatura del Instituto de Lengua, Literatura y Antropología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

 

Dicho ensayo estudia la presencia de Benito Pérez Galdós en el pequeño periódico La estrella de Panamá, que comienza en 1889 cuando entabla un diálogo trasatlántico con su pariente americano y los lectores de la publicación. Este texto se integra en los estudios de Frederick de Armas sobre el legado de Benito Pérez Galdós en América y la relación del escritor grancanario con sus familiares cubanos.

Comentarios