Revista nº 676
ISSN 1885-6039

Legado, nuevo cd de Arraigo.

Lunes, 25 de Julio de 2016
Jaime Hamad
Publicado en el número 637

El mundo de la música tradicional de las Islas se viste de gala para recibir un nuevo trabajo discográfico: Legado. Es así como se titula el novísimo cd de la agrupación folclórica lagunera Arraigo. El título ya habla por sí, diáfano...

 

 

No es una pretensión, es un hecho innegable. LEGADO es una sustanciosa porción de cultura espiritual canaria trasvasada desde tiempos pretéritos, desde la memoria fiel, desde el hondo amor a "lo nuestro" hasta los tiempos presentes. Este notorio hecho se materializa en una selección de versos, melodías, interpretación instrumental y vocal..., donde los tocadores y cantadores ponen todo su arte y querencia por la música de la tradición insular. Un subtítulo o lema explicita sobre el contenido del trabajo: Crónicas del folclore musical de Canarias, que por elocuente no precisa exégesis.

 

Encontramos en este cd todo un ejemplo de los valores que ofrece nuestra música, nuestras coplas, nuestras costumbres, nuestra historia… como contenido de un repertorio de piezas tratadas con mino y talento. Las cuerdas se desempeñan con el mejor timbre y bien ejecutado trémolo. Los coros exhiben afinación y empaste, transmiten con pulcritud el mensaje de los textos. Los solistas, con brío y estilo, dan muestra de conocer la senda que transitan. Pero todo esto no es casual, hay un trasfondo de concepto claro y definido en el producto en su conjunto, además unos arreglos instrumentales y vocales bien concebidos. Y por si fuera poco el cd luce una presentación impecable en diseño y colorido en la forma y, en el fondo, unos sabrosos comentarios de cada uno de los temas, muy documentados y con vocación didáctica, que aportan información y conocimiento tanto para iniciados en nuestra música tradicional como para el público en general. La grabación y mezclas a cargo de David Correa, y el diseño de Francisco J. León Mora, dos significados valores de excelencia, cada uno en su especialidad, redondean lo que puede calificarse como un trabajo muy bien hecho.

 

Doce títulos componen el repertorio de este interesante disco compacto de Arraigo: "Parrandeando", isa bulliciosa y festiva, muestra de uno de los aires más representativos de la música de la tierra. "En Manzanillo se baila el son", un ejemplo de tonada por aires de son traida por los emigrantes canarios a Cuba, con pegadiza melodía y versos de contenido erótico. "Endechas canarias", una variante culta de estos cantos fúnebres, autoría de Miguel de Fuenllana (1554) y Fr. Juan Bermudo (1555); con origen en las canciones cortesanas españolas del siglo XV, y de inspiración isleña. "Estampas tinerfeñas", unas folías con coplas populares y del genial Crosita; uno de los tres pilares de la música tradicional de las Islas, junto a isas y malagueñas. "Canario", de nuevo una danza cortesana en versión de Marco Fabritio de Sermoneta (1585) que ilustra el contenido del cd; otro ejemplo de música culta de la época, que evoca bailes de los aborígnes de las Islas.

 

Continúa el cd con "Vamos de fiesta", unas seguidillas con estrofas del director de la agrupación José Carlos Delgado Díaz, bajo la versión musical de Gran Canaria y con tema en las fiestas del municipio de La Laguna; una sugerente simbiosis de versos, melodía y tema. "Aires de tambor", un Santo Domingo "romanceado", reflejo de la pujanza que el romancero ha mantenido a lo largo del tiempo en la cultura oral canaria, bajo el toque instrumental de chácaras y tambor, instrumentos que imprimen personal carácter a la música y baile de la isla colombina. "Malagueñas sentenciosas"; los aires musicales canarios que expresan la pena, tristeza y dolor por la pérdida de seres queridos -con paradigma en la madre-, la nostalgia del emigrante o el sentimiento patrio, como temas fundamentales que de tratan las coplas de nuesto canto lastimero por excelencia; aquí, el consejo, la sentencia..., dan asunto a la pieza. "Romance de María Clavel", una exquisita canción-sorondongo de Los Huaracheros, pues ningún grupo de música de la tierra escapa a la fuerte influencia de este cuarteto chicharrero, ni al arte creador de sus principales pilares y tándem poético-musical, Cabrera y Santamaría. La cultura musical canaria debe mucho a estos extraordinarios autores e intérpretes, y Arraigo así lo reconoce al completar su repertorio con una pieza huarachera.

 

Acaba el cd con "Un trajecito bolero", por aires de berlina palmera, ejemplo de las danzas centroeuropeas que Canarias acogió en la XIX centuria, junto a polcas, mazuzcas, valses... "Estas son ellas", unas saltonas, variante de seguidillas fruto del ingenio de los tocadores del pueblo, que con una sencilla variación en su esquema ritmico han logrado un original producto músico-dancístico. Y, por fin, "Farola de Santa Cruz", una canción-habanera, reflejo de la notoriedad que este género tiene en el cancionero canario; pertenenciante al repertorio sabandeño y con autoría de su director Elfidio Alonso; su tema: la vieja Farola del muelle tinerfeño, con expresivas e inspiradas estrofas.

 

Este nuevo cd del grupo de Aguere hace el número cinco de los editados  hasta la fecha; con anterioridad se publicaron Recuerdos, Ensueños de Navidad, Siete piedras de un volcán y Siempre.

 

 

Arraigo (asociación cultural que nació en el año de 1994, con un propósito: la conservación y difusión de la música y danza tradicionales), tiene como una de sus señas de identidad la cuidada vestimenta que exhibe en su presentaciones y conciertos; trajes tradicionales de diario y fiesta de todas la comarcas de Tenerife, y trajes de campesinos de la misma isla, de finales del siglo XIX y principios del XX; el asesoramiento de destacados cultores de la vestimenta canaria es corolario de una esquisita muestra de cómo vestían nuestros antepasados. Un cuerpo de bailadores experimentados y dinámicos da elaborado y preciso movimiento a las danzas tradicionales que nutren el amplio repertorio de Arraigo; la maestría de su director Pedro Perdigón Gil no deja duda sobre la calidad en la ejecución de un acervo bien conservado y proyectado por la agrupación lagunera.

 

Pero otros méritos jalonan la trayectoria de Arraigo. Su consolidado baile de taifa que se celebra en los primeros días de agosto, desde tiempo atrás (su actual edición hace el número XX), es toda una muestra de la forma en que ha de hacerse con solvencia esta manifestación de la cultura popular: música, baile, vestimenta, gastronomía..., y como escenario la plaza y ermita de San Lázaro, en la vieja Aguere; todo un entorno con raigambre y ambiente de antaño. Actividad exenta de artificios y concesiones a la galería, es todo un ejemplo de buen hacer. Música, únicamente, de las parrandas que asisten al acto; bailadores y bailadoras que evolucionan al son de los tocadores que interpretan los aires canarios; los participantes lucen sus mejores trajes tradicionales en honor a la ocasión; la gastronomía típica es todo un referente con los más afamados platos, repostería y caldos del país. Nada falta.

 

Numerosos conciertos en las más diversas fiestas y celebraciones de las Islas, actuaciones fuera del Archipiélago y diversos programas en radio y televisión; los galardones obtenidos en las últimas fechas navideñas (Primer premio de interpretación y similar reconocimiento al mejor villancico original), en el II Concurso de Villancicos Tacoremi"... hacen que los componentes de Arraigo, familiares y seguidores se sientan cada día más orgullosos de tener una agrupación con este alto valor musical y humano.

 

Los espectáculos audiovisuales representados por el grupo en distintos escenarios, además de un jalón en su trayectoria, contituyen un magnífico ejemplo de tradición, costumbres y herencias de los ancestros canarios a través de la música y el baile; Así, Legado y tradición. Música y danza popular canaria y Reflejos de un solo sentir.

 

El influjo de la agrupación folclórica Aires Laguneros está presente en su devenir, pero más aún la añorada presencia de su fundador-director Cristóbal García Cruz, que marcó su senda y permanece vivo en el recuerdo de todos sus componentes, y de tantos miembros de esta gran familia del folclore canario que tuvieron la suerte de conocerlo y compartir con él música y vivencias.

 

Cuenta la agrupación, como director musical, con José Carlos Delgado Díaz, un consolidado músico y folclorista, con un completo historial como instrumentista, solista volcal, arreglista y autor de coplas. Su labor, la de los solistas y de todos los componentes de Arraigo, con su constancia y buen hacer han elevado de forma inequívoca el listón de nuestra cultura popular; el trabajo durante toda su existencia, y en particular este nuevo Cd, constituyen un hito en el campo de la música de la tierra, que ya forma parte de la historia cultural de las Islas; no hay mejor premio a una labor bien hecha y es mérito que acreditan con creces.

 

 

Arraigo es grupo signado
por tanto y por buen hacer,
pregonarlo es menester
por su historial destacado.
Grupo humano mesurado
que cultiva con esmero
el folclore más señero
de nuestras Islas Canarias;
su estela es ya legendaria..;
y por LEGADO, el primero.

 

(Jaime Hamad)

 
 

 

 

Comentarios
Jueves, 01 de Septiembre de 2016 a las 01:24 am - P.R.

#02 Gracias a Jaime Hamad y magnífico trabajo de la Asociación Cultural Arraigo, siempre sumando a nuestra cultura popular.

Martes, 26 de Julio de 2016 a las 08:40 am - Juan Socas

#01 Magnífico Legado. Jame Felicidades.