Revista nº 671
ISSN 1885-6039

Presentan el disco Mapeyé en las Islas Canarias.

Martes, 24 de Noviembre de 2015
Valeriano W. Ramos
Publicado en el número 602

Aunque con la presencia destacada del grupo Mapeyé, quienes aportan piezas del folklore y de la música jíbara -campesina- del país antillano, el disco es un trabajo coral entre diversos artistas de Canarias y Puerto Rico reunidos para la ocasión.

 

 

Coincidiendo con la celebración del festival internacional de verso improvisado VII Semana del Trovador en Puerto Rico, entre los días 3 y 11 de octubre, la institución educativa y cultural puertorriqueña Decimanía, Inc. presentó el doble CD Mapeyé en las Islas Canarias, grabado gracias al esfuerzo conjunto de esta organización americana con la Fundación Canaria de las Artes y el Cabildo de Gran Canaria.

 

A pesar de que Canarias no tuvo representación -por primera vez- de verseadores y tocadores en la séptima edición del mayor evento de la décima cantada en América Latina, el folklore canario logró a través de esta novedad discográfica decir presente entre el público puertorriqueño.

 

La producción de la Orquesta Nacional Criolla Mapeyé, grupo bandera del folklore puertorriqueño, fue grabada los días 4 y 5 de julio en el Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria, enmarcada entre las diversas actividades de la Semana Puertorriqueña, evento que incluyó coloquios, jornadas gastronómicas y encuentros culturales entre Canarias y Puerto Rico en la capital grancanaria.

 

Aunque con la presencia destacada del grupo Mapeyé, quienes aportan piezas del folklore y de la música jíbara -campesina- del país antillano, el disco es un trabajo coral entre diversos artistas de Canarias y Puerto Rico reunidos para la ocasión.

 

Por parte de la delegación boricua destaca la presencia de Danny Rivera, La voz nacional de Puerto Rico, artista conocido internacionalmente por éxitos como "Tu pueblo es mi pueblo" o "Madrigal". Junto a él , los trovadores Isidro Fernández, Omar Santiago y Roberto Silva, y el virtuosismo en las cuerdas del cuatrista Christian Nieves y su padre Modesto Nieves.

 

La presencia canaria cuenta con Yeray Rodríguez, el canario de Artenara, como es conocido entre el público de Puerto Rico, su plaza internacional más frecuentada; la cantante tinerfeña Beatriz Alonso, habitual de la escena jazzística del Archipiélago; la exquisita guitarra de Javier Cerpa y el timple majorero de Domingo Rodríguez Oramas el Colorao.

 

 

Seises, mazurcas y boleros. Dos cedés y 21 canciones es lo que contiene Mapeyé en las Islas Canarias, un repaso por algunos de los géneros más representativos de las músicas populares y tradicionales de los repertorios de Canarias y Puerto Rico, un exquisito ejemplo de hermandad musical entre los intérpretes de ambos archipiélagos.

 

El trabajo discográfico arranca con unas decimillas -décimas hexasilábicas- improvisadas, con el acompañamiento musical de Mapeyé, por los trovadores Isidro Fernández, Roberto Silva y Omar Santiago, representantes de tres generaciones distintas del repentismo boricua. Una demostración de la tradición del verso improvisado en el país caribeño interpretada a ritmo de aguinaldo jíbaro estilo Cayey.

 

El aguinaldo, género típico de las navidades borincanas, se manifiesta también bajo la forma de un aguinaldo Quinto al aire en la canción "Venid borincanos", de la autoría del poeta nacional de Puerto Rico, Juan Antonio Corretjer, interpretado por el líder y fundador de la Orquesta Criolla Nacional, Antonio Tony Rivera, a quien acompañan el guitarrista Carlos Martínez, el bongosero Gary Aponte y el güirero Gilberto Ortiz, músicos que llevan desde finales de los 70 divulgando por el mundo entero los ritmos de la ruralía puertorriqueña.

 

El canto patriótico, de reafirmación cultural y nacional nunca puede faltar allá donde la décima puertorriqueña se haga canción. La patria, siempre presente en la música de Puerto Rico, se manifiesta en el seis celinés "Sabor a nuestra cultura", de Omar Santiago; la guaracha "Yo soy boricua", de Roberto Silva; y el seis tumbao "Borinquen nido de amores", de Isidro Fernández.

 

El doble disco cuenta con diversas piezas instrumentales interpretadas por Mapeyé tales como pasodobles, valses y danzas, además de dos polcas paraguayas, el "Pájaro chogüí" y el "Pájaro camapana", que aunque ni canarias ni puertorriqueñas son típicas en el repertorio popular del timple y el cuatro, y que en este caso son interpretadas por Christian y Modesto Nieves junto a Domingo Rodríguez en un mano a mano de virtuosismo y talento en las cuerdas.

 

Canarios y boricuas en Fuerteventura

 

Por su parte, el verseador canario Yeray Rodríguez despliega su versatilidad y su enorme conocimiento del repertorio decimístico puertorriqueño interpretando un seis bayamonés: "Nos hemos vuelto a encontrar". El título sirve de pie forzado para hilvanar unas décimas que son un manifiesto para celebrar las relaciones que en los últimos años se han fortalecido entre ambas naciones atlánticas, "hijas de un mismo parto separadas al nacer" en palabras de Rodríguez, quien recuerda que "entre seises y puntos nos hemos vuelto a encontrar".

 

Mención especial merece la "Mazurca de El Zurdo", composición del malogrado músico y educador Marcos Sánchez de León el Zurdo, fundador de la agrupación Tabajoste y destacada figura del folklore en Fuerteventura. Por eso tres zurdos: Domingo Rodríguez el Colorao al timple, Christian Nieves al cuatro y Modesto Nieves a la guitarra interpretan esta pieza del folklore canario -que tiene su réplica en el folklore boricua, con variaciones-, en un exquisito ejemplo de hibridación cultural como homenaje a la memoria de Marcos el Zurdo.

 

También a ritmo de mazurca, aunque con un toque más jazzeado, canta Beatriz Alonso la "Mazurca de Gáldar" de Jose María Gil, con los arreglos y el acompañamiento a la guitarra de Javier Cerpa. Este tándem entre Alonso y Cerpa se repite también en un Arroró y en unos Aires de Lima de Valsequillo, composiciones del cancionero popular isleño con arreglos de Javier Cerpa.

 

La presencia de piezas del folklore canario se completa con unas folías en décimas, improvisadas por Yeray Rodríguez con el pie forzado "Compartir la libertad", y recitadas al oído de Beatriz Alonso, quien eleva su torrente de voz para ofrecer una desgarradora interpretación del género por antonomasia del folklore canario como reclamo por la libertad política de Puerto Rico.

 

Sorprende que, a pesar de la gran afición y tradición en Canarias de agrupaciones de boleros y música de tríos, los canarios y las canarias no habían tenido nunca la oportunidad de ver en vivo en suelo insular al gran cantante Danny Rivera, una de las voces más laureadas y reconocidas de la canción romántica en Latinoamérica. Su prodigiosa y melodiosa voz, capaz de llegar a agudos imposibles y de estremecer al espectador y oyente con sus graves, remata el disco al ritmo de danzas, canciones y boleros del repertorio romántico puertorriqueño, con composiciones de serenata como "Estando contigo" o "Una noche más", además de una exquisita interpretación a dúo con Beatriz Alonso de la canción "Alegoría".

 

Mapeyé en Corralejo (Fuerteventura). Muelle Chico (julio de 2011)

 

Un hermanamiento de ida y vuelta. Este último trabajo discográfico se suma a otros que pusieron antes la semilla para posteriores colaboraciones e intercambios musicales entre Canarias y Puerto Rico.

 

Desde que en 1992 fueran invitados a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria músicos y trovadores boricuas al I Simposio sobre la décima y el verso improvisado, los viajes de ida y vuelta han sido innumerables. En esa primera delegación puertorriqueña en Canarias estuvo presente el trovador Roberto Silva, actual vicepresidente de Decimanía Inc., trovador de Mapeyé, y uno de los principales valedores de los hermanamientos a través del verso improvisado. Él es, además, quien único ha tenido el privilegio de haber participado en todos los proyectos discográficos -incluida la grabación sonora de aquel simposio fundacional- que en los últimos veinte años se han grabado en Canarias y en Puerto Rico entre verseadores y trovadores de una y otra tradición.

 

Proyectos e intercambios que dieron comienzo gracias al músico palmero José Luis Martín Teixé, fundador de la agrupación Son, Seis y Punto, quien a través de Roberto Silva -a quien conoció en el encuentro de Las Palmas en 1992 organizado por el profesor Maximiano Trapero- fue a Puerto Rico a empaparse de la tradición que conocía solo por grabaciones de Germán Rosario y otros cantores boricuas de la época dorada de la trova en Puerto Rico. De ese intercambio surgió el CD Controversiando, un trabajo que contó con la colaboración de Mapeyé y del cuatrista Edwin Colón Zayas, y donde se entremezclan puntos, seises y ritmos afro-cubanos como la guaracha.

 

Luego vendrían algunas grabaciones navideñas de Decimanía que contaron con la colaboración de Yeray Rodíguez, hasta llegar al más celebrado de todos los discos borincanarios: Una misma tradición, del propio Yeray Rodríguez junto al cuatrista Edwin Colón Zayas, en el que colaboraron voces e instrumentos amigos de la tradición de ambas orillas: Roberto Silva y Luis Daniel Colón por Puerto Rico, y Mariví Cabo o Los Gofiones por Canarias, entre otros. Un disco, Una misma tradición, en donde por primera vez el encuentro tenía vocación de intercambio, de aportes cruzados entre una herencia y la otra, aunque sobresaliera la tradición antillana sobre la norteafricana. Ese disco plasmó dos nuevos tipos de seises puertorriqueños con mucho sabor canario: el seis folía y el seis Corralejo, y un nuevo estilo de aguinaldo: el aguinaldo conejero, por ser Lanzarote la isla que lo vio nacer.

 

Y entre grabación y grabación Semanas del Trovador, Jornadas Manolito el Pastor, festivales de punto cubano en Tijarafe, encuentros musicales en el casco de Corralejo o realizaciones audiovisuales como Tenderete, el de aquí y el de allí; en definitiva, un sinfín de eventos y escenarios en donde el seis, el aguinaldo, el punto, la polka o la folía en décimas se han hecho viajeras inseparables y estrechas colaboradoras.

 

La grabación de Mapeyé en las Islas Canarias viene a confirmar la senda de hermanamiento entre Canarias y Puerto Rico iniciada hace más de dos décadas, y que hunde sus raíces en los albores de la expansión colonial -un proceso enriquecedor gestado por muchas almas remotas en el tiempo  en palabras de Omar Santiago en el libreto del disco-, poniendo nueva banda sonora a las múltiples experiencias de intercambio que estamos viviendo en el plano cultural, genealógico o audiovisual entre Canarias y Puerto Rico.

 

 

Comentarios