Revista nº 672
ISSN 1885-6039

Las Fiestas de las Nieves y la Bajada de la Rama de Agaete a través de la prensa (1867-1910).

Jueves, 30 de Julio de 2015
J. G. P.
Publicado en el número 585

Respecto a la Virgen de las Nieves y La Rama, a lo largo de las últimas décadas del siglo XIX y principios del XX nos encontramos en la prensa con diversos programas de actos que ayudan a comprender la evolución de las Fiestas de Las Nieves y la tradicional Bajada de La Rama.

 

 

Una de las fuentes principales para el estudio de la historia contemporánea de los pueblos es la escrita, y concretamente las extraídas de la prensa. En Canarias contamos con una amplia hemeroteca de periódicos y publicaciones que nos ofrecen otra visión de los acontecimientos pasados, muchas veces no reflejados en otros archivos públicos o privados.

 

En el caso de Agaete, de todos es sabido que durante la primera década del siglo XX los archivos municipales sufrieron un devastador incendio que redujo a cenizas gran parte de la historia del municipio. Por ello se hace necesario apoyarse en nuevas fuentes para el estudio de la historia popular.

 

Respecto a la Virgen de las Nieves y La Rama, a lo largo de las últimas décadas del siglo XIX y principios del XX nos encontramos en la prensa con diversos programas de actos que ayudan a comprender la evolución de las Fiestas de Las Nieves y la tradicional Bajada de La Rama.

 

Así en el año 1867, el periódico El País es el primero en recoger el programa festivo en honor a la Virgen. Los actos tenían lugar los días 4, 5 y 6 de agosto. El día 4 de ese año la banda de Guía acompañó la entrada de la rama en la ermita de las Nieves. Se realizaban regateos de embarcaciones, con premio a la más velera. El día 5 la tradicional función religiosa, presidida por el párroco, en ese año D. Antonio González Vega, siendo conducida la procesión hacia el templo parroquial, saludada por los buques fondeados en el puerto. No faltaban actos como las carreras de caballos, el juego de cucañas, así como muestra pirotecnia y bandas de música. El día 6 se realizaba otra función religiosa, retornando por la tarde a la ermita de la Virgen de Las Nieves.

 

En 1894 tenemos como curiosidad la presencia de un carro alegórico representando a la marina, que recorría las principales calles de casco. En el programa de 1895, en el Diario de Las Palmas se documenta la presencia de gigantones durante La Rama y la realización por la noche del día 4 de una retreta.

 

En el programa de 1897, las fiestas comenzaron el día 3 de agosto, con un repique de campanas y la celebración de una retreta. En este año narra la prensa que verifícase histórica la Bajada de la rama, con la cual se adorna la ermita de la Imagen.

 

Recorte del programa de las fiestas de este 2015

 

Ya entrados en el siglo XX, se consolida desde el día 3 al 7 de agosto. Así, el día 3 a las 12 se realizaba un repique de campanas, fuegos artificiales y se izaban banderas nacionales en los edificios públicos, con salvas. En este día, se reparte pan a los pobres del pueblo por la Comisión de Festejos, tal y como se documenta en varios años, como en 1903. Es en este año cuando aparece por primera vez en la prensa la diana del día 4, seguida de La Rama, acompañada de gigantones y enanos. La duración de la bajada no sería más allá de las 12 ya que a partir de esa hora entrarían en escena los pasacalles con carrozas, que se repetirían el día 5, aunque esto varía en función del año.

 

Sobre la Bajada de la Virgen a su ermita, se tiene la referencia del 6 de agosto y es en 1905 cuando se documenta que en ese año se trasladó el día 15 a la ermita, después de la realización de un novenario. En años sucesivos se fijaría el día 17, como viene realizándose hasta la actualidad.

 

En 1908 se pueden leer estas líneas en el Diario de Las Palmas: … Por las hondas cañadas suenan los caracoles, resuenan los vítores y ajijidos de los campesinos que bajan tumultuosamente del Pinar, del Risco, del Valle, de Guayedra, trayendo a sus hombros gajos de laurel, y palmas, y pinos perfumados y frescos, que van amontonando junto al trono de la Virgen de las Nieves, su protectora, su Matrona, su Madre idolatrada…

 

Finalmente hay que señalar que las fiestas eran organizadas por una Comisión de Festejos, donde se contaba con la participación del Ayuntamiento. Se le daba mucha importancia a la vinculación de la Virgen con el mar, asumida como patrona de los pescadores.

 

 

Fuentes: Diario de Las Palmas y El País.

 

Foto de portada: Archivo de la Fedac

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios