Revista nº 518
ISSN 1885-6039

El mono espabilado de Pedro Guerra.

Miércoles, 20 de Junio de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 423

Pedro Guerra actúa el próximo viernes 29 de junio en el Auditorio Insular de Fuerteventura para presentar su último trabajo, El mono espabilado. Este intérprete canario es una de las grandes figuras de la canción de autor y un referente para compositores y cantantes de habla hispana en general. Es un honor recibir a Pedro Guerra en la isla. Su carrera incluye canciones y melodías que colorean la memoria reciente de los españoles con un estilo muy personal en el que siempre prima la elegancia, señala el consejero de Cultura, Juan Jiménez.

 

Después de 16 años y 12 discos trabajando con Sony Music, Pedro Guerra publica El mono espabilado con su propia compañía Mansi Producciones. Es el disco de la independencia, de la emancipación, el comienzo de una nueva aventura. "Lo edito yo y lo distribuye Resistencia", dice Pedro Guerra. "Con el álbum Vidas ya me enfrenté a un abismo porque empezamos a trabajar nosotros el management y funcionó. Hice más de 70 conciertos en España y América. Un disco es un objeto que anuncia que estás ahí, que tienes canciones nuevas. Es todo tan complicado. Ahora estamos ante otro abismo, pero creo que es la tendencia natural para un artista como yo. Si sabes lo que haces, nadie mejor que tú para saber cómo tienen que ser las cosas. Pero hay mucha incertidumbre por la situación. La crisis revela que nuestra profesión está en el aire".

 

Una situación nueva que no afecta al aspecto creativo, a las canciones, al álbum. "A nivel creativo, sigo manejando las cosas igual", continúa. "A la canción no le interesa cómo va a llegar a la gente. Desde los 14 años tomo la guitarra y hago canciones porque me gusta, porque sin eso no podría vivir. El disco está al margen de la nueva situación y en la medida que la gente compre El mono espabilado podré grabar el siguiente, por lo que hay que intentar que la mayor cantidad de gente se entere de lo que has hecho".

 

Pedro Guerra compuso las 13 canciones del nuevo disco entre septiembre de 2010 y mayo de 2011. "En estos meses, que fueron muy activos, me entregué a la composición", afirma. "Componía todos los días con una intensidad que no tenía desde hace tiempo y salieron casi 40 canciones y en esta intensidad quizá tenga alguna conexión con Golosinas. En otros discos busqué ritmos y sonoridades nuevas; en El mono espabilado hablo del ser humano a través de historias". Historias que se convierten en canciones que se inspiran en el director de cine ruso Andrei Tarkovsky, en las maestras de escuela republicanas, en descubrimientos antropológicos, en personajes literarios de R. L. Stevenson, en emperatrices bizantinas del siglo VI, en tipos de mariposas, en cuentos de Perrault. "En algunas cuento mi corazón a través de la vida de otros", dice. "Me he centrado mucho en las canciones, en la composición, en tocarlas y los arreglos son muy directos".

 

Producido por Pedro Guerra ("Sé cómo tienen que sonar mis canciones") y con Miguel Poveda e Iván Ferreiro como artistas invitados especiales, El mono espabilado es un disco sereno, tocado por músicos de postín: Osvi Greco (guitarra eléctrica, acústica, portuguesa, española, ukelele), Luis Fernández (teclados), Vicente Climent (batería), José Gómez (bajo), Andreas Prittwitz (flauta, clarinete) y el propio Pedro con la guitarra. "Es el disco en el que he hecho más porque, por primera vez, lo he coordinado yo absolutamente todo", afirma. "Hemos ensayado en un local de Rivas Vaciamadrid [Madrid] y grabado toda la parte instrumental en directo en cinco sesiones, ya estaba todo amarrado, en los estudios Red Led. Después he cantado en el estudio de Ángel Martos, que ha hecho las mezclas".

 

 

Comentarios