Revista nº 536
ISSN 1885-6039

El atractivo turístico de nuestros volcanes.

Lunes, 26 de Diciembre de 2011
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 398

Los volcanes de Fuerteventura se convierten en un activo de la promoción turística gracias al plan de competitividad Canarias, una experiencia volcánica. Este proyecto diversificará la oferta de ocio y abrirá nuevas oportunidades de negocio y de empleo asociadas al concepto de turismo sostenible. El documento base, el catálogo de volcanes de la isla, es ya una realidad.

 

El presidente del Cabildo, Mario Cabrera, destacó que el proyecto servirá para "mantener el sello de Reserva de la Biosfera". "Estamos en condiciones de seguir creciendo en este camino", añadió. El consejero de Turismo del Cabildo, Blas Acosta, explicó que "pone en valor recursos olvidados". "Fuerteventura debe poner en valor su interior y sus fondos marinos volcánicos para crear empleo y economía". Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Fuerteventura, Antonio Hormiga, señaló que "es muy interesante que el turista tenga alternativas al sol y la playa".

 

Canarias, una experiencia volcánica está dividido en tres anualidades (2011-2013) y cuenta con un presupuesto de 766.667 euros a sufragar por el Cabildo de Fuerteventura (31 por ciento), el Gobierno de Canarias (31 por ciento), Turespaña (31 por ciento) y la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Fuerteventura (7 por ciento). Una vez elaborados el estudio técnico y el inventario de recursos vulcanológicos de Fuerteventura (documento que se ha presentado al sector turístico), entra ahora en su segunda fase.

 

En este inminente año 2012 está previsto desarrollar diversas actuaciones como acondicionamiento de senderos en áreas volcánicas de interés turístico (en 2011 ya se acometieron estos trabajos en Tindaya, Pico de la Zarza y Caldera de Gairía), señalización de dichos senderos (las rutas y las particularidades geológicas que transitan), creación de observatorios (de aves y paisajes), formación de guías y agentes turísticos en el producto volcanes, promoción de este producto en las áreas turísticas (hoteles, aeropuerto, puerto, museos¿) y elaboración de material promocional multimedia específico.

 

El documento. El documento Inventario de recursos vulcanológicos de Fuerteventura que hoy se ha dado a conocer detalla 22 zonas que pueden tener interés turístico. A partir de aquí, serán las administraciones quienes determinen la prioridad e idoneidad de las intervenciones turísticas que se acometan. Estos 22 espacios son: la Isla de Lobos, volcanes de Bayuyo y Mascona, El Quemado, Volcán de la Arena, Montaña de Tindaya, Montaña Quemada, Montaña Bermeja, La Ampuyenta, Gairía, Pozo Negro, La Entallada, Lomo Gordo-Morro de Sice, Los Arrabales, Gran Tarajal, Morro Velosa, Las Peñitas, Atalayeja de la Vieja (Montaña de la Teta, Ajuy, Melindraga, La Pared, El Cuchillo del Palo y Agua Cabras. Los autores del documento son Ramón Casillas Ruiz. Doctor en Ciencias Geológicas. Profesor Titular del Departamento de Edafología y Geología de la Universidad de La Laguna; y Juan Miguel Torres Cabrera. Doctor en Ciencias Biológicas. Programa de Doctorado Suelos Volcánicos. Profesor de Biología y Geología del IES Gran Tarajal.

 

Interés geológico mundial. Fuerteventura es uno de los 150 lugares de interés geológico mundial definidos por la Unión Geológica Internacional. Es la isla más antigua del Archipiélago (es poco frecuente encontrar islas volcánicas tan antiguas en el planeta. En Hawai permanecen emergidas aquellas islas con menos de seis millones de años de antigüedad y Fuerteventura se encuentra emergida desde hace unos 22 millones de años). En nuestra isla se pueden encontrar las rocas más antiguas del Archipiélago. Las lavas almohadilladas de la corteza oceánica tienen una edad de unos 180 millones de años y los sedimentos oceánicos, que forman también parte de la corteza oceánica, situados en la costa occidental, tienen una edad entre 174 y 84 millones de años y se formaron poco después de la separación de África y América, cuando el océano Atlántico era mucho más estrecho.

 

La última erupción volcánica de Fuerteventura se produjo hace más de 10.000 años y, seguramente, corresponde a la que formó el Volcán de la Arena en La Oliva. En islas oceánicas, sólo en Fuerteventura, junto a algunas islas de Cabo Verde, es posible encontrar carbonatitas; extrañas rocas ígneas constituidas principalmente por carbonatos, en el caso de Fuerteventura, calcita, formadas por la cristalización de magmas silicatados con alto contenido en CO2.

 

Deslizamientos gravitacionales. Aunque en todas las islas oceánicas los grandes deslizamientos gravitacionales han sido un fenómeno frecuente, en Fuerteventura la magnitud de los mismos ha sido sobresaliente y en la Isla afloran extensamente los materiales formados por las avalanchas rocosas producto de los deslizamientos. Las deformaciones tectónicas en islas oceánicas, sobre todo en contexto de intraplaca, son poco frecuentes. Sin embargo, en Fuerteventura están extensamente presentes grandes fallas y zonas de cizalla, algunas de ellas de gran importancia, producidas por la alta concentración de esfuerzos tectónicos en este sector de la placa africana, que han sido las responsables de importantes movimientos de grandes masas de roca que han producido levantamientos insulares diferenciales. Entre otros, la elevación y basculación de la corteza oceánica.

 

En Fuerteventura contamos con un rico y completo registro geológico de los últimos 100.000 años en forma de campos de dunas y paleosuelos, cuyo estudio proporciona un importante conocimiento de la evolución climática más reciente en este entorno del océano Atlántico.

 

Gran registro fósil. En islas oceánicas de origen volcánico, el registro fósil no suele ser muy rico y variado. Sin embargo, en Fuerteventura, dada su prolongada historia geológica, podemos encontrar fósiles y microfósiles de organismos en el Jurásico y el Cretácico (foraminíferos y anmonites); corales, bivalvos, foraminíferos del Oligoceno, Mioceno, Plioceno y Cuaternario; y una rica muestra de gasterópodos terrestres del Cuaternario.

 

Existen pocas islas oceánicas en el mundo en las que se pueda encontrar un registro rocoso relacionado con las diferentes etapas de crecimiento insular (corteza oceánica, edificio volcánico submarino, emersión de la isla y sucesivos edificios volcánicos subaéreos) tan completo como el que podemos estudiar en las rocas aflorantes de la isla de Fuerteventura.

 

 

Foto de portada: detalle de la Isla de Lobos

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios