Revista nº 533
ISSN 1885-6039

La Patrona ya regresó a Puntallana.

Lunes, 20 de Septiembre de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 332

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, y varios consejeros de la Institución insular, así como infinidad de fieles, acompañaron ayer a la imagen de la Virgen de Guadalupe, Patrona insular, durante su regresó a Puntallana, donde se levanta la ermita que acoge la imagen de la Virgen.

 

“Este es un día de celebración para todas las gomeras y los gomeros, que tenemos la oportunidad de compartir la vuelta de la talla de Nuestra Señora de Guadalupe al lugar por el que arribó a la isla a finales del siglo XV o principios del XVI, y en el que se le rinde culto desde entonces”, declara Curbelo para después mostrar su satisfacción por las obras que se han llevado a cabo en todo el entorno de Puntallana.

 

La representación de la Patrona insular ha permanecido en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en San Sebastián, durante dos años, justo el tiempo que se ha tardado en devolver a Puntallana toda la riqueza natural que caracteriza este espacio natural protegido. “El Cabildo ha invertido cerca de 2 millones de euros en la regeneración del entorno, donde se llevó a cabo la eliminación y limpieza de un antiguo vertedero; se ordenó y limitó la posibilidad de alojarse en la zona, y se recuperó la vegetación autóctona del lugar, además de acondicionar caminos y zonas de esparcimiento”, precisa. “El resultado es que Puntallana recuperó su autenticidad y valor como espacio natural protegido, a lo que se han sumado obras de remodelación de la ermita que acoge la imagen de la Virgen, llevadas a cabo por la Cofradía de Nuestra Señora de Guadalupe, y que también aumentan la comodidad y el atractivo del lugar”, señala antes de hacer hincapié en la conveniencia de que toda la población se implique en el cuidado del entorno.

 

Numerosos vecinos de la Capital insular y de otros municipios asistían a la eucaristía y la procesión por las calles de San Sebastián, tras la que la imagen de la Virgen de Guadalupe se embarcaba para llegar por mar, como es tradición, al santuario de Puntallana, donde la esperaba otro nutrido grupo de ciudadanos, que acude por tierra hasta este lugar, en el que ayer domingo se procedía a bendecir la reforma del templo, con la presencia del Obispo de la Diócesis.

 

Las obras de rehabilitación de la ermita han consistido principalmente en la renovación en su totalidad de la techumbre, así como de la instalación eléctrica y la incorporación de nuevas medidas de seguridad.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios