Revista nº 532
ISSN 1885-6039

Francisco Rojas Fariña, el entrañable Fachico.

Sábado, 19 de Junio de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 318

Fachico Rojas (Santa Cruz de Tenerife, 1926-Las Palmas de Gran Canaria, 2007) es uno de los fotógrafos más importantes que ha dado Canarias. Pionero también del género audiovisual en las Islas, con una visión en cierto sentido cercana a la de su amigo César Manrique, Fachico ha dejado un legado visual imprescindible para el conocimiento de la historia reciente del Archipiélago. A casi tres años del aniversario de su muerte, quisiéramos desde aquí dar a conocer la trayectoria artística envidiable de uno de Nuestros Grandes.

 

1926
Nace en Santa Cruz de Tenerife el primero de agosto.


1930
Se traslada a Las Palmas de Gran Canaria, donde va a residir toda su vida posterior.


1945
Inicia la carrera de Ciencias Exactas en Madrid y en 1948 la de Económicas, que abandona en 1951 al anunciarse que dichos estudios se implantarían en Las Palmas de Gran Canaria.


1955
Se casa con Luisa Hernández García, quien será un puntal para su futuro como fotógrafo.


1957
Nace su primer hijo. Se inicia en la fotografía.


1960
Cuarto Premio en el Salón Regional de Fotografía del Mar en el Real Club Náutico (Las Palmas de Gran Canaria). Realiza el primer audiovisual convirtiéndose en pionero del género en Canarias.


1961
Realiza el dossier fotográfico sobre Maspalomas (Gran Canaria) para el Concurso Internacional de Proyectos Turísticos a realizar en dicha zona. Audiovisual sobre Arte abstracto.

 

El bailarín Lorenzo Godoy por Fachico Rojas

 


1962
Certificado de estudios fotográficos Ecole Gewacolor (Amberes). Primer Premio en el IX Concurso Nacional de Fotografía Artística celebrado en Santa Cruz de Tenerife. Participa en la exposición y concurso La ciudad ayer y hoy con 28 fotografías y 6 colecciones en color, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria.


1963
Estudia un curso de fotografía en color en la Kodak Pathé de París. Realiza el Primer audiovisual profesional, Maspalomas (un trabajo conjunto con Daniel Flotats y Miguel Magrans, ayudantes en guión, música y montaje), que se exhibe en Canarias, la Península, Canadá (Toronto, Montreal) y EE.UU. (Washington). Recibe el Primer Premio de Fotografía en la X Exposición Provincial de Arte en Las Palmas de Gran Canaria. Audiovisual sobre la isla de La Palma. Su primer audiovisual profesional lo presenta en la inauguración de la desaparecida Rotonda de San Agustín (Gran Canaria).

 

 

Apuntes autobiográficos

 

Digo que tengo 73 años simplemente porque nací en agosto de 1.926 y no porque juzgue interesante adscribirme a una generación añeja o de un signo determinado. Tampoco tengo demasiado apego a mi reseña biográfica. Quizás sea debido a que prefiero ponerme al día en cada momento y revisar las cuestiones fundamentales del asunto que tenga entre manos, para poder echar por la borda todo el peso muerto. O acaso sea por razones de actualidad, porque me repelen las fórmulas resabidas, o porque tengo poca memoria... Lo cierto es que me gusta trabajar los temas a fondo, arrancar desde el principio, como si fuera el primer enfrentamiento con el asunto en cuestión, y llegar hasta la información de última hora.

     Pero como algo tendré que decir respecto a mi quehacer fotográfico, comenzaré señalando que entré tarde en la afición. Siempre me he considerado mitad técnico y mitad artista, por lo cual la fotografía venía a ser el medio adecuado para mi desarrollo integral. Sin embargo hasta después del matrimonio no tuve oportunidad de relacionarme seriamente con ella.

     Con el nacimiento de mi primer hijo entré de lleno en la fotografía. Era una afición que podía cultivar sin excluir a la familia. El ajedrez, el motorismo o la pesca submarina eran afectos más personales y hasta egoístas en el sentido de la relación familiar.

     Más tarde, cuando husmeaba lo de maestro en fotografía y no me "salían" fotos singulares, fue cuando me volqué en los misterios (luego quedó claro que no eran tales) del oficio.

     Voluntariamente dejé todos los asuntos que la gente juzgaba importantes, para meterme de lleno en la profesión que yo sentía vital.

     Al principio de los sesenta ya me lancé y pude realizar unos cursos de formación en Amberes (Agfa-Gevaert) y en París (Kodak-Pathé) que me dieron alas para moverme en todos los campos. Por ejemplo, me atreví con las ilustraciones fotográficas en color del libro que sirvió de base al concurso de Maspalomas, alentado por Manuel de la Peña, que era el factotum de la idea, distribuido entre los arquitectos más renombrados de Europa..., y algunos más de otros continentes.

     A partir de entonces, de los años 60, unas veces como alumno y otras como ponente, participé en múltiples encuentros y simposios fotográficos.

     En 1.963 elaboré mi primer audiovisual profesional con la colaboración de Miguel Magrans y Daniel Flotats (entonces todavía las llamábamos proyecciones de diapositivas sonorizadas con música y palabra) sobre Maspalomas, que realmente marcó un hito en nuestra pequeña historia fotográfica, en la de Canarias, y hasta en la no tan pequeña peninsular: se proyectó en el Ministerio de I. y T. por iniciativa de Francisco Pérez Naranjo, funcionario ya fallecido y canario de Santa Brígida. La sorpresa y los parabienes fueron inmediatos.

     Por estas fechas gané algunos premios provinciales de cierta relevancia y otros pocos internacionales de similar importancia.

     En 1.967 expuse en la Cátedra de Arte de la Universidad de Sevilla, donde también proyecté dos audiovisuales: uno sobre Lanzarote y otro sobre el Entendimiento del Arte.

 

Cebolleras (Fachico Rojas)

 

     En las mismas fechas, los mismos audiovisuales se pasaron también en la Escuela de Estudios Hispanoamericanos de Sevilla.

     Dos años más tarde volvimos a Sevilla con otros audiovisuales que se proyectaron en el Colegio Mayor Hernando de Colón, para los alumnos, y en el Club La Rabida para la Agrupación Fotográfica de la ciudad.

     Estos trabajos se han exhibido ante públicos y lugares muy diferentes: igual han servido, por ejemplo, para mostrar zonas de la isla de La Palma al Sr. Fraga, siendo Ministro de Turismo (que por escasez de tiempo no pudo entrar en La Caldera de Taburiente, justo cuando finalizaban los trámites para que fuera declarada Parque Nacional), que para exponer al Sr. Sánchez Bella, a la sazón también Ministro de Turismo, los planes de ordenación de Mapalomas, en Gran Canaria, y que pudiera así hacerse idea de lo que había sido, lo que era, y lo que podría ser la incipiente urbe en un futuro próximo; que han servido, asimismo, para llenar un espacio cultural en cualquier barrio de la Ciudad o en un pueblo de Fuerteventura (con la Revista Hablada Palabras cumplimos con estas y otras varias propuestas).

     En el inicio del 70 recorrimos once capitales españolas con Protucasa, una empresa filial de la C.I.A de G.C., para promocionar las Islas: Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Vigo, etc., con diferentes proyecciones y actos.

     En 1.972, en otro viaje promocional subvencionado por la Mancomunidad de Cabildos y la CIA, marchamos con los bártulos a los EE.UU. y al Canadá: Nueva York, Washington y Toronto, lugares en donde proyectamos -previamente traducido al inglés- el audiovisual de Lanzarote.

     Después de otro viaje exclusivamente fotográfico a Ghana, expuse el trabajo realizado allí en la sala de exposiciones que la CIA tenía en el Edificio Humiaga, en la Avda. 1° de Mayo. Esta colección también se expuso en Agaete.

     He colaborado, por supuesto, en distintas revistas nacionales -Ronda Iberia, El País Aguilar...- e internacionales -Architecture D"Aujourd"hui, Merian...-, así como con los diarios ABC, La Vanguardia... o en la prensa local. He fotografiado para monografías y/o catálogos la obra de diversos artistas: Néstor (de éste también realicé un audiovisual por encargo de su hermano, Miguel Martín Fernández de la Torre), César Manrique, Manolo Millares, Pablo Serrano, Felo Monzón, Jesús Arencibia... Extensa es también la colaboración con el mundo editorial: Tierras de España (la parte canaria) para la Banca March; libros genéricos sobre pintura canaria: los editados por Transmediterránea o Edirca, de cocina (varios) o sobre las 7 Islas (Enciclopedia de Condal), portadas de libros, discos, etc.

     He recibido varios premios fotográficos, entre los que destacan el Mundial convocado por BMW. y Zeiss Ikon en Stutgart, dotado con un coche y una cámara fotográfica de las marcas patrocinadoras, en 1971; y el de Un día en la vida de España (Comunidad Canaria) en 1.987, convocado por una multinacional americana para nuestro país, con fotógrafos invitados de todo el mundo.

     En 1.982 organicé con Sunicolor el primer Simposio de Fotografía Profesional de Las Palmas... y hasta fechas no muy lejanas impartí clases, por supuesto de fotografía, en el I.B. Isabel de España.

     En 1.990 y 1.991 me ocupé de la Coordinación General y gráfica del Magazine SAUERMANN; mi labor más ambiciosa y apreciada, por cuanto tiene de similitud con los audiovisuales.

     Las últimas exposiciones han girado en torno a César Manrique. Una con él de protagonista exclusivo, en la Fundación en 1.994 (Manrique en imágenes de Rojas Fariña); y otra de Lanzarote, sin César, en la época en que se encontraba en Nueva York, también en la Fundación a finales de 1.996.

 

 


1964
Inaugura la sala de exposiciones del Diario de Las Palmas (luego Club Prensa Canaria).


1965
Primer Premio del concurso Rutas fotográficas de Gran Canaria, organizado por el Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria. Expone en Agaete (Gran Canaria) y en Santa Cruz de Tenerife. Recibe un premio con motivo de la exposición fotográfica de las Fiestas de la Naval en el Puerto de La Luz.


1967
Exposición de fotografías en la Cátedra de Arte de la Universidad de Sevilla con proyección de sus audiovisuales Lanzarote y El entendimiento del Arte, que también se proyectan en la Escuela de Estudios Hispanoamericanos de dicha capital. Reportaje sobre la Isla de Lobos con textos y fotos de Francisco Rojas Fariña y montaje musical de Miguel Magrans, que se proyecta en el Congreso Mundial de la FAAN.


1969
Proyección de nuevos audiovisuales en el Colegio Mayor Hernando Colón y en la Agrupación Fotográfica de La Rábida; también los visualizan los ministros Fraga Iribarne y Sánchez Bella. En esta década que finaliza realizó más de treinta audiovisuales sobre arte, turismo, publicidad... En la XIII Exposición Provincial de Bellas Artes obtiene el Primer Premio de fotografía en el tema El mar y los terceros premios en los temas El campo y La industria.


1970
Patrocinado por Protucasa, visita once capitales españolas con audiovisuales promocionando las Islas Canarias. Proyecta su audiovisual Lanzarote en la exposición de César Manrique en la Galería Skira de Madrid.


1971
En Stuttgart (Alemania) recibe el Primer Premio del concurso mundial organizado por las firmas BMW y Zeiss Gran Angular. Participaron 1.200 fotógrafos con un total de 5.000 obras, de ellas el 70 % en color. Fueron finalistas Heine Harlaender (Alemania), Hogara Tekami (Japón), Dietricht Voigt (Alemania), Lothar Himmel Stoss (Alemania) y Domenico Barone (Italia). El jurado estaba constituido por Hildegund Liese (editora de Journal de München), Franz Pangerl (redactor de Foto Magazine de München), L.Fttz Gruber (encargado del sector cultural de la photokina de Köln), C.T.Hoepner (Departamento de prensa de BMW de München), Herbert Maas (Unión de la Industria Fotográfica de Francfort) y Wolf Wehran (Zeiss Fotoscript de Stuttgart).

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria le encarga las fotografías para la Exposición Náutica en Kiel (Alemania) titulada El Hombre y el Mar con motivo de la Olimpiada de Vela.

 

Fachico Rojas por Tato Gonçalvez

 

 

1972
Viaja a EE.UU. (Nueva York, Washington) y Canadá (Toronto, Montreal) subvencionado por la Mancomunidad de Cabildos y la Caja Insular de Ahorros para proyectar su audiovisual Lanzarote.


1973
Exposición individual sobre Ghana en la sala del edificio Humiaga de la Caja Insular de Ahorros (Las Palmas de Gran Canaria).


1974
Imparte un curso de fotografía para los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria Isabel de España en Las Palmas de Gran Canaria.


1976
Primer Premio en el III Concurso Nacional Fotográfico de Vela (Club Náutico. Ciudadela. Menorca).


1979
Exposición colectiva al malogrado bailarín y coreógrafo Lorenzo Godoy. Participan Ildefonso Aguilar y Nicolás Segger (Puerto del Carmen. Lanzarote).


1982
Organiza el Primer Simposio de Fotografía Profesional, con el patrocinio de Sunicolor, en Las Palmas de Gran Canaria. Imparte una conferencia, con el tema ¿La fotografía es un arte o un oficio?, en la Agrupación Fotográfica de Las Palmas de Gran Canaria.


1987
Es seleccionado como único representante de Canarias, obteniendo el Premio de la Comunidad de Canarias, en el Certamen Nacional Un día en la vida de España.

 

 

Qué es la fotografía. Momento actual y futuro


De un modo conciso podemos decir que la fotografía es un medio de expresión, con tantas posibilidades como la misma palabra. Por lo general suele estar al servicio de alguna idea. Ya sea elemental o compleja, y más o menos clara o difusa. En la funcionalidad, pues, como principio, tiene la fotografía una de sus características más acusadas.

     Se ejerce en un ámbito con perfiles dilatados que se extienden casi hasta el infinito. Puede practicarse como un simple entretenimiento, o manifestarse encumbrándose a lo más depurado del arte, pasando por el oficio de cada día o por los recovecos más insólitos de la profesión.

     Todo depende del sujeto activo, de sus motivaciones y finalidades. La foto será buena no solo por sí misma, sino en la medida que se adecue a estas dos premisas fundamentales: el motivo y el fin.

     Pienso que estamos ante un criterio de estimación importante, dentro de la estética fotográfica actual: la adecuación al origen y a la finalidad. Como decimos, el criterio emana primero de las propias características de la foto, y luego del servicio que preste y de sus motivaciones.

     Una fotografía sola, en el mejor de los casos, es como una frase suelta; que aunque sea buena en sí, enmarcada o aislada a la antigua usanza, y salvando contadas excepciones, puede resultar estéril y hasta contraproducente: "fuera de contexto".

     Digo a la antigua usanza porque la fotografía solitaria tuvo su vigencia: la época de la foto por la foto. El arte fotográfico nació como una técnica. El arte estaba precisamente en la técnica, en los secretos y sorpresas de la técnica, en dominar fórmulas y resultados escurridizos; y el que lo lograba era un "creador", un descubridor.

     Con el tiempo, el arte se fue alejando de la técnica hasta ocupar su lugar etéreo en los aledaños de la sensibilidad, y la técnica quedó en su lugar, como oficio puro, de soporte fundamental.

     La fotografía en sus principios fue lenta y laboriosa. Su finalidad estaba en sí misma. Hoy se ha salido del aislamiento, trasciende fuera de su marco. Es dinámica, está en relación con motivaciones y finalidades; resulta, a veces, complementaria del sonido, de la música o de la palabra. En general, de la vida toda.

     De aquí mis proyecciones de diapositivas sonorizadas... o el espectáculo total, si fuera necesario...

     Pero voy demasiado aprisa. Lo que quiero exponer es la enorme dificultad que existe para definir un hecho, denunciar una situación, comunicar un sentimiento o expresar lo que sea... en una sola imagen. En principio se hacen necesarias las series..., o alguna explicación complementaria; sobre todo ahora que estamos en la época de las "claves" fotográficas. A no ser que se trate de una foto con vocación de premio Pulitzer.

     Por supuesto, la fotografía sigue siendo oficio, como es lógico, y sigue necesitando su dosis de sensibilidad (a veces hasta negativa). Tanto la técnica como la creación son en estos momentos más complejas (piénsese en la fotografía digital); y, sin embargo ahora más que nunca están al alcance de todos. La técnica nos la dan resuelta, y la creación, como siempre, anda por los linderos de la sensibilidad.

     La sensibilidad es como la facultad de penetrar certeramente en la esencia de las cosas. Abandona lo superfluo, para conseguir un esquema armónico de vitalidad superior. Armónico en sí y en sus relaciones. Es un poco el sentido común de la fotografía.

     Ya no nos basta que la escultura o el edificio sean buenos en sí. Tienen que ser, además, adecuados al emplazamiento, a la circulación, a las alturas...

     Tampoco quiero decir, repito, que una sola foto, abstraída, jamás sea buena. Las hay tan potentes que no necesitan acompañamiento de clase alguna. Pero son tan pocas y necesitan unas circunstancias externas tan especiales, que la mayoría de las veces están fuera del alcance del fotógrafo individual.

     Tenemos que convenir que no es normal definirlo todo sintéticamente, con una sola toma.

     Pero aparte de la síntesis existen otros métodos: la analítica, por ejemplo. Si hay que acudir al análisis, se recurre: desmenuzando la cuestión que sea en partes esenciales, en fotos distintas o similares hasta dar con el quid divinum.

     O también se puede recurrir al método histórico: para saber lo que las cosas son es preciso relatar cómo han llegado a ser lo que son... y el esclarecimiento resplandece con el orden en el tiempo.

     O al método existencial, que es algo así como meterse dentro del asunto y palpitar con él para conocerlo íntimamente. Y luego alejarse para verlo sin influencias, objetivamente, con la fría razón.

     Cualquier sistema puede ser válido... o varios reunidos: todo depende de la adaptación al asunto, al motivo y al propósito final si aplicamos ese sentido común fotográfico, o artístico, que es la sensibilidad.

     De otro lado, cuando caemos en la cuenta de que en el aspecto creacional existen dos cuestiones fundamentales, una de fluencia (creación) y otra de captación (crítica), comenzamos a vislumbrar la complejidad del asunto.

     Nos encontramos, ahora, con un problema de ida y vuelta, sin soluciones claras: se puede crear sin que nadie capte la sintonía (predicar en el desierto); o se pueden encontrar signos y matices donde no hubo ninguna intencionalidad por parte del autor.

     Lo que llamamos belleza se encuentra tanto fuera de nosotros como en nosotros mismos. Pero la belleza con minúscula, sin adoraciones. Se le ha dado demasiada importancia al arte. Se ha vivido para el arte sin caer en la cuenta de que debería ser todo lo contrario: que el arte tiene que ser para la Vida con mayúscula.

     El carácter que exigimos a cualquier obra -juzgada desde el punto de vista artístico- es precisamente aquello que nos revela o sugiere respecto a la escala de valores y a la personalidad del artista, respecto a su sensibilidad, precisamente.

     Consecuentemente, la crítica sigue iguales derroteros: la obra será juzgada según la sensibilidad del crítico, según su personal escala de valores.

     El constructivo resaltará los valores estructurales; el poeta, los sugerentes; el expresionista, los de cualquier tipo de mensaje; el cronista solo dará valor a lo que pueda constituir un documento de la época; el aristotélico se fijará en la síntesis (el equilibrio entre el fondo y la forma); el existencialista...; y así sucesivamente.

     Yo creo en todo esto y en bastante más. Todos los criterios de estimación pueden ser buenos..., moderadamente buenos..., y hasta rematadamente malos. Dependen también de las acertadas o erróneas adaptaciones al tema, y a los motivos y fines, en su caso, dentro de esa compleja red de relaciones e interdependencias que liga todos los factores en un momento determinado.

     En definitiva, que para hacer buenas fotos, como para vivir con calidad, tenemos que estar al tanto de todas las corrientes, buscar caminos, escudriñar valores y adecuarlos a las nuevas formas de vida, sin obsesionarse en el empeño. Así podremos presentir futuros moldes estéticos, que en su indudable tendencia a lo veraz, a lo simple y elemental irán ganando en complejidad; pero serán más naturales, menos engolados o hipócritas y más trascendentes. Digamos sociales.

     Ni la vida, que importa; ni el arte, que no importa; pueden encerrarse en fórmulas concretas, resabidas o aprendidas.

     Quien viva o haga fotos según normas gastadas, pertenece al pasado, y, por consiguiente, hoy se puede considerar muerto para el futuro.

 

Francisco Rojas Fariña

 

 


1990
Es coordinador general y gráfico del Magazine Sauermann llevando el apartado “Una isla un rincón”, ambicioso proyecto que sólo alcanzó dos números, cerrándose en 1991.

Empiezan sus primeras experiencias en el campo de la pintura artística.


1992
Exposición individual de pintura en la sala de exposiciones del Banco Hispanoamericano, especializada en artistas noveles.


1994
Exposición individual Manrique en imágenes. Fundación César Manrique (Lanzarote).


1996
Exposición La Ópera en Las Palmas de Gran Canaria, organizada por los Amigos Canarios de La Ópera en la Casa de Colón (Las Palmas de Gran Canaria). Con motivo del XXX Aniversario del Festival de Ópera en la capital grancanaria.


1997
Exposición retrospectiva. Galería de Arte Canario Contemporáneo. Museo Néstor (Las Palmas de Gran Canaria).

Muestra, charla y coloquio en el CAAM de Las Palmas de Gran Canaria sobre su trayectoria profesional y concepto de la fotografía.

El Centro de Iniciativas y Turismo (CIT) de Las Palmas de Gran Canaria le concede un diploma en reconocimiento de los méritos en pro del turismo.


1998
Participa en colaboración con otros fotógrafos en el libro de edición especial Las Palmas de Gran Canaria, patrocinado por el Ayuntamiento de dicha capital.


2004
Exposición individual Fotografías 1958-2003. Sala de Arte La Regenta (Las Palmas de Gran Canaria) y Sala de Arte La Granja (Santa Cruz de Tenerife).


2006
Exposición individual retrospectiva De los 60, hasta hoy, organizada por la Asociación Nacional de Informadores Gráficos y de Prensa y Televisión (ANIGP-TV) en homenaje a su trayectoria profesional y en memoria de su amigo fallecido César Manrique. Recibe del Presidente de dicha Asociación el carné honorífico de la misma. Inauguración en la Escuela Pancho Lasso de fotografías expuestas en el Hotel Lancelot y Cafetería Lela (Lanzarote).


2007
Fallece en Las Palmas de Gran Canaria el 17 de agosto, poco después de cumplir 81 años, manteniéndose profesionalmente en activo prácticamente hasta ese momento.

Además de su riquísima obra fotográfica y su tardía incursión en la pintura, deja gran cantidad de colaboraciones en todo tipo de publicaciones. La última en ver la luz, en el mismo 2007, fue Paseando por el cielo de Las Palmas, Torres, Espadañas y Miradores, de su gran amigo Francisco Morales Padrón.

 

 

César Manrique y Manolo Millares

(Fachico Rojas)

 

 

(La foto de portada es de Tato Gonçalvez).

 

 

Comentarios
Miércoles, 01 de Agosto de 2012 a las 19:36 pm - maria del pino pazos

#04 me gustaria contactar con sus hijos fachico o ana si pudieran facilitarme alguna informacion

Lunes, 27 de Septiembre de 2010 a las 16:46 pm - olga suarez saavedra

#03 me ha parecido, magnifica, y sorprente toda su obra,apesar, de,haberlo conocido y tenido como un amigo,desde pequeños,en la playa de las canteras,asi como a luisa,amiga encantadoray persona exepcional,(sobrina ,de pepin garcia y carmen canton, dos de mis amigos del alma ),muchos saludos y besos de una amiga

Jueves, 01 de Julio de 2010 a las 20:32 pm - Redacción BienMeSabe

#02 Envíenos un correo con sus datos a información@bienmesabe.org y le daremos esa información sin ningún problema.

Saludos.

Jueves, 01 de Julio de 2010 a las 20:21 pm - Pepe Monzón Artiles

#01 Tengo mucho interes en contactar con algun miembro de la familia de PACO ROJAS, con alguno de sus hijos. Si pudieran darme esa información se lo agradecería. Gracias

"Malagueñas Conejeras", Parranda "Golpito" (Lanzarote)

Juan Ramón Rodríguez (poeta de Tiscamanita)