Revista nº 540
ISSN 1885-6039

Carne con papas azucena.

Viernes, 20 de Febrero de 2009
Domingo Ríos Mesa (Centro de Conservación de la Biodiversidad Agrícola de Tenerife)
Publicado en el número 249

El trabajo de Antonio Aguiar, en su Casa Lala, lo ha convertido en un clásico de la gastronomía canaria; en su carta, además de las excelentes papas y mojos, pueden degustarse platos emblemáticos como el conejo en salmorejo o el cabrito embarrado; pero sin dejar de apostar por platos creativos, con el elemento común de los productos de la tierra.


Antonio Aguiar (La Florida. La Orotava, 1956) es el restaurador responsable de Casa Lala, en el Puerto de la Cruz. Es un experimentado profesional, en cuya trayectoria se encuentran otros afamados restaurantes como los desaparecidos: La Fundación en Santa Cruz o la Casa del Millo. Es un profesional muy involucrado en la promoción de productos locales, lo que demuestra en numerosas jornadas gastronómicas y colaboraciones. Recibió el Premio Diario de Avisos a la mejor Cocina Canaria, en la edición de 2006; y ha sido pionero en la Cocina de Cuaresma de Canarias.

El trabajo de Antonio Aguiar, en su Casa Lala, lo ha convertido en un clásico de la gastronomía canaria; en su carta, además de las excelentes papas y mojos, pueden degustarse platos emblemáticos como el conejo en salmorejo o el cabrito embarrado; pero sin dejar de apostar por platos creativos, con el elemento común de los productos de la tierra.

El restaurante ocupa una antigua casa canaria, en la que las habitaciones han dado paso a los comedores para sus clientes.


Ingredientes para 4 personas.

1 Kg. de carne de res
1 kg. de papas
250 grs. de habichuelas
2 zanahorias
1 tomate
1 cebolla
6 dientes de ajo
1 pimiento rojo
1 vaso de vino blanco
aceite.
sal y pimienta negra


Preparación.

Se corta la carne en pequeños trozos que se fríen en aceite de oliva. Una vez fritos, se ponen en un caldero cubiertos con un litro y medio de agua, y se deja hervir. Se añaden las zanahorias peladas y cortadas en rodajas.

En otro caldero se guisan las habichuelas, unos siete minutos, con caldo que se extrae del caldero de la carne, y se reservan.

Aparte se prepara una fritura. Primero se dora la cebolla y el pimiento cortados en trozos pequeños. Cuando estén hechos se incorpora el tomate pelado y sin semillas, bien picado, y una majada de ajo, perejil, sal gorda. Se deja cocer uno minutos y se agrega el vaso de vino blanco, dándole a todo un hervor. Se incorpora esta fritura al caldero de la carne.

Se pelan y se fríen las papas, que queden bien doraditas. Se agregan a la carne, se corrige el guiso de sal y se le da a todo un hervor de 15 minutos a fuego medio. En el último momento se le añaden las habichuelas.



(Artículo publicado en el nº 1 de la revista Mundo Rural de Tenerife).


Noticias Relacionadas
Comentarios

Facundo Daranas Ventura (Profesor de Historia del Arte) (Completo)

''Café de la tarde'', de Rafael Arozarena