Revista nº 553
ISSN 1885-6039

Apuntes históricos sobre los papahuevos de la Villa de Agaete.

Domingo, 10 de Agosto de 2008
Alejandro C. Moreno y Marrero
Publicado en el número 221

No hay duda de que los papahuevos de la Villa de Agaete son -junto a los de la vecina ciudad de Santa María de Guía- los más importantes que se bailan actualmente en las Islas Canarias. Estos hermosos figurones de cartón piedra se presentan como uno de los elementos más atractivos de cuantos confluyen en la denominada Fiesta de La Rama, una festividad en honor a la Virgen de las Nieves que tiene lugar cada 4 de agosto en la Villa de Agaete.


Así, todo apunta a que las primeras noticias que se tiene acerca de los papahuevos agaetenses corresponden a finales del s.XIX, época en la que D. Juan de Armas Merino confecciona varios ejemplares para el municipio.

             
 Papahuevos en la Fiesta de La Rama de Agaete, año 1965. 
Fotografía: Fondo José Antonio Pérez Cruz, FEDAC.



Décadas después, según escribía Sebastián Sosa Álamo, esta labor fue continuada por D. César Expósito del Rosario, un artesano local que realizó diversas cabezas que representaban a las razas humanas. Sin embargo, parece ser que debido a la multitud de lugares a los que eran prestadas, no tardaron mucho tiempo en irse estropeando y hubo necesidad de incorporar otras nuevas.

Fue entonces cuando -como bien dice Sosa Álamo- Pepito Armas Galván (alcalde entonces de la Villa de Agaete) decide encargar seis cabezas que se pagaron el día 19 de junio de 1948 con un coste total de trescientas pesetas de entonces. Estos papahuevos representarían a D. Quijote de la Mancha y Sancho Panza, un diablo, un negro, un chino y una china.


El papahuevo negro entre las gentes agaetenses. 
Fotografía: Jesús Quesada Medina.



Luego, siguiendo aún las palabras de Sosa Álamo que hemos tomado prestadas, sería el mismo alcalde quien convenciera a D. José de Armas Medina (un afamado escultor agaetense) para que confeccionase algunas cabezas más. Se puede decir que fue a partir de esta fecha cuando los papahuevos de Agaete adquirieron una nueva dimensión, representando -por primera vez- a personajes populares de la Villa.

En el año 1987, el estudioso Alberto Galván Tudela nos informa de que -por entonces- dichos papahuevos escenifican a Maggie (una señora estadounidense que residió muchos años en este pueblo), un sepulturero (apodado El Pupulo), un carnicero (al que llamaban La Perica), un negro y un corcovado (D. Cirilo del Rosario, quien fue Secretario del Ayuntamiento de la villa), etc. De otro lado, el investigador Gustavo Santana Jubells, además de los papahuevos ya citados, añade dos nombres más a la lista: El Chan-Chan y Telo.


Perfil del papahuevo agaetense que representa a la señora Maggie
Fotografía: Jesús Quesada Medina.


Como decíamos anteriormente, la señora Maggie era una periodista americana que -dado el gran amor que sentía por esta villa- pidió que se le hiciera un papahuevo inspirado en su persona que se bailara para siempre en la Fiesta de la Rama de Agaete. Y es que en el pueblo existe una tradición que dice que los papahuevos solo pueden ser bailados mientras vivan los personajes a quienes representan, guardándose inmediatamente una que vez éstos fallezcan. Pero es obvio que esto no fue lo que ocurrió en el caso de Maggie, ya que fue ella misma la que autorizó que su papahuevo también fuera bailado cuando ella muriese. Y así se hizo y sigue haciéndose.

Según el historiador Valentín Barroso, muchas veces estos papahuevos son bailados por las mismas personas del pueblo a quienes representan. En este sentido, para los foráneos que se dan cita en Agaete por las fechas señaladas, debe ser inmensamente llamativo el hecho de mirar al papahuevo y luego -al bajar la vista- observar que la persona que va dentro tiene la misma cara. Asimismo, hasta lo que hemos podido averiguar, se trata del único caso de esta naturaleza que a día de hoy existe en todo el panorama papahuevero internacional.

En definitiva, ni que decir tiene que todo este hermoso conglomerado de elementos peculiares es lo que ha hecho que los papahuevos de la Villa de Agaete estén situados merecidísimamente entre los más afamados que se bailan en las Islas Canarias y -por qué no decirlo- también en el mundo. 


NOTA: Este artículo ha sido publicado en el número 17 de la Revista del Círculo Internacional de Amigos de los Gigantes y Cabezudos (edición papel), traducido a varios idiomas.


www.papahuevos.es


El autor es Delegado en las Islas Canarias del Círculo Internacional de Amigos de los Gigantes y Cabezudos. 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Sábado, 04 de Agosto de 2012 a las 20:29 pm - José de Armas Díaz

#15 Felicito y agradezco a D. Alejandro por este foro de cosas tan entrañables a nuestra Villa y concretamente a mi familia; y asimismo a D. José Atº. Godoy y a Werther45 por el conocimiento y rigor de sus aportaciones.

En virtud de recuerdos que conservo nítidos a mis 66 años, deseo colaborar, aportando los siguientes datos:

Siempre oí decir en casa de mi abuelo que los primeros papagüevos y farolas de las fiestas los había confeccionado mi tío-abuelo don Juan de Armas Merino (1873-1917). Por lo oído se trataba, entre otros, de un Diablo, un Indiano y una Negra, más dos farolas grandes de forma poligonal y dos faroles troncopiramidales, también grandes. Recuerdo que estos faroles circularon por lo menos hasta los años 50 del siglo pasado.

Los papagüevos que hizo mi padre, José de Armas Medina (1913-1996) fueron los siguientes por orden cronológico: Negra (*) y Negro, Japonesa, Chino y "el que nunca tuvo nombre" (que tan bien describe Werther45). Después fueron las caricaturas La Pelica, El Pupulo, El Paletúo, Manuel de Carila, Vicentillo y Megui.

(*) Tenía por seguro que La Negra la había hecho mi padre, pero la datación de 1935 que le atribulle el Sr. Godoy me hace dudar que solamente lo restaurara en 1955, yo era entonces muy niño. En todo caso, efectivamente, es el más viejo de los que se conservan.

De estos papagüevos, el armazón de madera lo hacía Rafaelito, "el de Tití" y los trajes y manos mi madre, Pilar Díaz Garrido.

Entre 1957 y 58 mi padre restauró las cuatro viejas farolas de D. Juan, y construyó otras veinte pequeñas, de forma cilíndrica, coronadas por figuras grotescas recortadas en madera, policromadas, que vibraban sostenidas por un resorte, iluminadas ya con pilas. Salieron por primera vez en aquellos años del Huerto de Las Flores (que era donde entonces vivíamos), llevadas por mis hermanos y mis primos.

Es una pena que todos estos elementos, que ya casi no se parecen nada a lo que fueron, hayan sufrido un mal trato, seguramente inevitable... Pero la realidad de otros artistas no menos valiosos que aquellos, nos mantienen la esperanza de que las fiestas no pierdan aquél brillo. Así se pedimos a Ntra. Sra. de Las Nieves.

Domingo, 23 de Octubre de 2011 a las 23:18 pm - adri

#14 personalmente creo que lo mejor que podria hacer el ayuntamiento para la proxima rama del 2012 seria sacar a todos los papagüevos antiguos como el pupulo el paletuo etc...

Martes, 09 de Agosto de 2011 a las 12:25 pm - José Antonio Godoy Rodríguez

#13 Que los papagüevos de Agaete se retiraban de La Rama una vez fallecida la persona que representaba es cierto, por respeto al difunto y a la familia, pero no es menos cierto que transcurridos bastantes años del óbito, las familias han dado el visto bueno para exhibirlos nuevamente, es el caso del "Paletuo" y "Vicentillo", no así el de "La Pelica" ( que no Perica) pues fue un papagüevo que desapareció misteriosamente , quedando constancia del mismo en fotos. Ahora el problema no es bailarlos sino que el Ayuntamiento destine un dinero de la fiesta para pagar a los bailadores.

Martes, 09 de Agosto de 2011 a las 12:19 pm - José Antonio Godoy Rodríguez

#12 Con respecto al papagüevo Megui, también de la Rama de Agaete cuya autoría primigenia fue de D. José de Armas Medina, fue una reportera norteamericana del estado de Ohio que se afincó en Agaete. Otro papagüevo del que hubo que hacer copia porque los préstamos a otras fiestas nunca fueron buenos para la salud de las tradiciones.

Martes, 09 de Agosto de 2011 a las 12:13 pm - werther45@hotmail.com

#11 Siguiendo con los papagüevos de Agaete, es probable que El Negro sea de la época de D. José Armas Galván, pero la pareja de chinos actuales pertenece su autoría a Don José de Armas Medina. Son de los años 60 y al paso de la Rama, en la confluencia del Barranquillo con las calles Guayarmina y Concepción, salieron del Huerto de Las Flores entonces propiedad de la familia Armas. El Chino llevaba un cigarro en la boca con una manguera interior de la que tiraba el bailador pareciendo que el papagüevo fumaba. La China ( popularmente conocida como La Japonesa) tenía la mandíbula inferior articulada y movía el labio y el tercer papagüevo, que nunca tuvo nombre, tenía un mecanismos por el que movía los ojos y la lengua.

Martes, 09 de Agosto de 2011 a las 12:03 pm - José Antonio Godoy Rodríguez

#10 En relación con los papagüevos de Agaete quiero puntualizar:

1º) El papagüevo más antiguo de los que existen actualmente es La Negra, realizado por Don César Expósito del Rosario, quien ayudaba a Don Juan de Armas Merino en su taller. La Negra es de 1935 y lo acreditan los papeles de periódico encolado que encontré cuando lo restauré en 1987, que estaba practicamente inservible. Fue Doña Cristina Expósito, hija de Don César, desaparecido en la Guerra del 36, quien se dirigió a la Comisión de Fiestas para pedir que lo restaurásemos, pues ella recordaba a su padre confeccionándolo.

Domingo, 17 de Agosto de 2008 a las 14:41 pm - Javier

#09 Sin lugar a dudas los de guía y Agaete son los mas bonitos. felicidades alex

Sábado, 16 de Agosto de 2008 a las 19:46 pm - ALEJANDRO C. MORENO y MARRERO.

#08

Muchísimas gracias, José. De verdad que agradezco inmensamente tus palabras, pero -reitero- creo que no las merezco. Además, no cabe duda de que tus deliciosos trabajos históricos acerca de los papahuevos palmeros -al igual que los de nuestra querida y admirada María Victoria Hernández y también los realizados por nuestro entrañable amigo Manolo Poggio- nos han mostrado cientos de datos inéditos de enorme valor etnofolklórico que verdaderamente hemos conocido gracias a ustedes (y a vuestras minuciosas investigaciones), pues -de lo contrario- todavía habría una gran cantidad de incógnitas por resolver con respecto a tales mascarones de la Isla de La Palma.

Pero, gracias, de corazón, José.

Un fuerte abrazo.

ALEJANDRO.

Sábado, 16 de Agosto de 2008 a las 11:07 am - José G. Rodríguez Escudero

#07 Gracias a ti, Alex, porque has formado una escuela de la que aprendemos todos. Algo tan enraizado en nuestras fiestas , como los \"mascarones\" (como decimos en La Palma), se han revalorizado y han cobrado una nueva dimensión gracias a que nos has dardo a conocer tus trabajos inéditos, tu exquisita perspectiva y tu escrupulosa y tenaz forma de contarlos. ¡¡enhorabuena!! un fuerte abrazo, ¡compañero!

Miércoles, 13 de Agosto de 2008 a las 15:50 pm - ALEJANDRO C. MORENO y MARRERO.

#06

Muchas gracias a todos/as por los cariñosos comentarios, pero no los merezco. Dicho esto, naturalmente que me alegra muchísimo que guste lo que hago o -al menos- intento hacer. Gracias, de veras, por estas palabras que solo me animan e ilusionan aún más si cabe a seguir trabajando.

Un fuerte abrazo.

ALEJANDRO C. MORENO y MARRERO.

Santa María de Guía (Gran Canaria).

Martes, 12 de Agosto de 2008 a las 21:06 pm - María Victoria Hernández

#05 Escriba aquí el comentario

Alex, con estos artículos las fiestas populares canarias tienen futuro. Gracias. María Victoria Hernández (La Palma)

Martes, 12 de Agosto de 2008 a las 00:53 am - Ana

#04 Hola Alex. Buen trabajo. Gracias por tus aportaciones al estudio de los papagüevos canarios, porque tu has sido el primero en estudiar su historia. Antes nadie se había ocupado en hablar de estos temas. Felicidades.

Ana.

Lunes, 11 de Agosto de 2008 a las 20:12 pm - un palmero

#03 Felicidades Alejandro por el articulo. Nuestros mascarones de La Palma son muy bonitos tambien, lo que pasa es que no tienen tanta popularidad como los de Gran Canaria. Saludos.

Lunes, 11 de Agosto de 2008 a las 10:40 am - Darío Gutiérrez

#02 Ignoro si los de Gran Canaria son los más importantes de Canarias, pero los de Santa Cruz de La Palma tampoco tienen mucho que envidiarles. ¿Los han visto? Pues he visto los de las ciudades que aquí se nombran y la verdad, los nuestros son magníficos también. Un abrazo y felicidades por darnos a conocer estas bonitas cosas

Domingo, 10 de Agosto de 2008 a las 17:08 pm - Elena

#01 Buen artículo Alex. No tenía ni idea de la historia de los papagüevos de Agaete y eso que siempre veraneo allí. No dejas de sorprenderme con los temas que eliges para tus artículos. Sigue así. Besos. Elena.