Revista nº 546
ISSN 1885-6039

La ruta de la etnografía y el folclore. San Miguel de La Palma.

Miércoles, 07 de Marzo de 2007
Manuel Pérez Rodríguez
Publicado en el número 147

La llamada con razón Isla Bonita, siempre se ha destacado por el celo de sus gentes en guardar y divulgar las ricas tradiciones isleñas que forjan una selecta etnografía que la acreditan como uno de los esenciales referentes del costumbrismo canario. Conserva todo un rico crisol de fiestas singulares que constituyen una base esencial para comprender la idiosincrasia palmera.



Todo ello se complementa con un importante bagaje de Agrupaciones Folklóricas que forman una sólida base de conservación y de difusión de la etnografía y del folklore de la isla.

Del rico acervo festivo esparcido en los catorce municipios podemos destacar la Fiesta de la Cruz en Breña Alta con la singular ornamentación de las mismas en los inicios del mes de Mayo; la fiesta de San Pedro con la singular loa o el baile de los pastores en el templo parroquial en la Navidad, Breñusca, Breña Baja con las fiestas entrañables en honor de Santa Ana, San José o la Virgen del Socorro; la Villa de Mazo destaca con su peculiar celebración de la fiesta del Corpus, con los originales pasillos, estandartes y arcos así como los murales de semillas y flores plenas de suma originalidad, la fiesta del borracho en El Hoyo de Mazo en la plenitud del verano. Fuencaliente destaca con su Fiesta de la Vendimia convertida en bianual donde se exalta las más añejas tradiciones y se baila los caballos fuscos; El Paso con la típica romería de la Virgen del Pino o Los Llanos de Aridane con la fiesta de Arte. Tazacorte marca una pauta especial con las fiestas septembrinas en honor de San Miguel patrono de la isla con la rica gastronomía bagañeta y el peculiar baile de los caballos fufos. Tijarafe tiene su culmen festero en la noche mágica del siete de Septiembre con el Baile del Diablo y al día siguiente la hermosa Loa a al Virgen de Candelaria. Puntagorda con la fiesta del Almendro en flor donde la poesía y el más puro costumbrismo se abrazan en una peculiar simbiosis. Garafía destaca con la fiesta de San Antonio del Monte y su grandiosa feria de ganado o con el entresijo de vivencias en las fiestas agosteñas de la Virgen de la Luz. Barlovento tiene su peculiar fiesta de Moros y Cristianos conmemorando la batalla de Lepanto y el patronazgo de la Virgen del Rosario. San Andrés y Sauces con la fiesta del Corazón de Jesús con la belleza de las alfombras y lo tapices de flores que definen plenarnente la idiosincrasia palmera o la fiesta a la Virgen de Montserrat en el verano con el esplendor de las ñameras y los típicos ventorrillos. Puntallana tiene como patrón a San Juan Bautista y celebra plenamente la noche mágica de Junio compitiendo con las tradicionales fiestas veraniegas de San Bartolo.

La capital palmera se enciende de flores, mayos y engalanadas cruces en el mes de Mayo. Cada lustro veraniego se engalana de forma peculiar con las entrañables fiestas de la Bajada de la Virgen de la Nieves desde su santuario hasta el templo del Salvador precedida de unas semanas pletóricas de actos populares donde destaca la Danza de los Enanos, el Minué, los Acróbatas y el Carro Alegórico y Triunfal. Fiesta grandiosa y peculiar por lo que se convierte actualmente en la más importante manifestación festiva de la cultura peculiar del canario. Tampoco podemos obviar las típicas fiestas en honor de la Virgen de la Luz y San Telmo o las peculiares manifestaciones navideñas en torno a las parrandas de Lo Divino y las Misas de la luz que convierten a Santa Cruz de la Palma en un especial referente de la Navidad Canaria.

El Carnaval tiene su peculiaridad en la capital palmera con el lunes y la Llegada de los Indianos y su mensaje caribeño orlado de polvos talcos. Esta sornera exposición festiva se complementa con las interesantes manifestaciones en la medianía de Noviembre con San Martín de Tours y la apertura de las bodegas, se jura la pipa, se saborea el vino nuevo, la matanza del cochino, el sonido de los bucios acompañado de las hogueras. Una de las más importantes fiestas báquicas de Canarias cargadas del más puro costumbrismo.

En cuanto a las Agrupaciones Folklóricas palmeras tenemos todo un referente en los Coros y Danzas Nambroque de Santa Cruz de La Palma, la más antigua Agrupación de las que actualmente siguen manteniendo las rnás puras tradiciones folklóricas, sin interrupción desde Mayo de 1948, avalada por numerosas condecoraciones y premios, tanto nacionales como extranjeros. Impulsores además, bajo la dirección del folklorista Víctor González Martín, de la Escuela de Folklore de Santa Cruz de La Palma.

Han llevado también una encomiable labor folklórica, rescatadora, difusora del folklore musical palmero la A.F. Echentive de Fuencaliente, la A.F Los Arrieros de Los Llanos de Aridane, Tuhoco de Velhoco en Santa Cruz de la Palma y la Agrupación F. Aduares de Breña Alta. Relevantes Agrupaciones que han realizado y siguen realizando una efectiva labor en pro de las tradiciones y cantares de San Miguel de la Palma.
Noticias Relacionadas
Comentarios