Revista nº 536
ISSN 1885-6039

La llegada de los indianos. El Cuadro.

Domingo, 18 de Febrero de 2007
Jose Guillermo Rodríguez Escudero
Publicado en el número 144

Esta obra de Don Juan Bautista Fierro Van de Walle (1841-1930) es un dibujo a tinta y acuarela de 22 x 29 cm, cuya firma aparece junto con la fecha de su ejecución, 1911, en el ángulo inferior derecho: J.B. Fierro. Su interés por lo etnográfico y lo social se plasma en pinturas como “Los Indianos” (1911), en la que queda representada la llegada a su terruño amado de un matrimonio de indianos, ahora ricos, y sus dos hijos, recién desembarcados y procedentes del Caribe.


Esta obra de Don Juan Bautista Fierro Van de Walle (1841-1930) es un dibujo a tinta y acuarela de 22 x 29 cm, cuya firma aparece junto con la fecha de su ejecución, 1911, en el ángulo inferior derecho: “J.B.Fierro”. Actualmente se custodia en una de las salas del Museo Insular de La Palma, en el Real Ex-Convento de la Inmaculada Concepción, por todos conocido como de San Francisco de Santa Cruz de La Palma.



El autor, un artista aficionado, fue Capitán en las Milicias Insulares, Jefe del Partido Liberal, Diputado Provincial por La Palma, Presidente de la prestigiosa Sociedad “La Cosmológica” de la capital palmera, llegando a convertirse en su Director Honorario, como reconocimiento a su labor.

Su estilo pictórico, caracterizado por la deliberada ingenuidad, tanto en la representación de la realidad como en los colores empleados, esto es, primitivo y naïf, relata, por lo general, tipos y costumbres populares con técnica y perspectiva inocente y candorosa. A través de su mirada podemos observar cómo aflora el humor, el fino sarcasmo, la pizca de mordacidad, una suave parodia y caricaturización de las escenas costumbristas y figuras, fiestas, personajes populares, vistas urbanas… Ejemplos de este quehacer tan personal, tan suyo, son las siguientes obras: “El ciclista de Puntallana”, “La ermita de la Concepción de Buenavista en fiestas” (1884), “Vista de Santa Cruz de La Palma desde el Barranco de los Dolores” (1884), “Convento y plaza de Santo Domingo” (1885).

Se trata de un amplio catálogo de obras de un alto valor documental y etnográfico. Es importante la valoración que los estudiosos de las costumbres y tradiciones, folkloristas en general, han hecho sobre su más celebrada obra: la indumentaria tradicional de los diferentes municipios de La Palma, fechada en torno a 1860.

Fue también cronista y narrador de su tiempo y representó los acontecimientos más importantes de la vida de su Santa Cruz de La Palma natal y de la Isla: “Bahía de Santa Cruz de La Palma el 2 de mayo de 1876”; “Amarre del cable telegráfico en 1883”. Como todos sabemos, la capital palmera fue la pionera en las Islas de los grandes avances del siglo XIX: alumbrado eléctrico, telégrafo, teléfono, central hidroeléctrica… y así un largo etcétera.

Su interés por lo etnográfico y lo social se plasma en pinturas como “Los Indianos” (1911), en la que queda representada la llegada a su terruño amado de un matrimonio de indianos, ahora ricos, y sus dos hijos, recién desembarcados y procedentes del Caribe.

Aquí coexisten una serie de valores típicos y tópicos que J.B. Fierro, con gran sentido descriptivo y documental, se deleita en detallarnos. Son los elementos que distinguen al indiano: el color blanco impoluto de su impecable traje de lino, el sombrero Panamá de fina paja tejida, el distinguido pañuelo doblado en el bolsillo de su lujosa casaca que combina con la sombrilla que porta bajo el brazo, los botines de piel, su gran anillo en el dedo medio de su mano izquierda, con la que sujeta la jaula redonda de un exótico loro verde y rojo… Su esposa e hijos llevan blondas, joyas, mantilla, encajes, mitones, abanicos, sombreros de flores, regalos, botines, quitasoles a la moda de La Habana, etc.



En contraposición a esta sugerente escena de la familia de acaudalados indianos y a las novedades del Nuevo Mundo que ésta representa, se exhibe ahora a los personajes de la tierra, que contemplan atónitos a los recién llegados, sorprendidos en sus labores cotidianas, identificados por su indumentaria campesina tradicional. Detrás de ellos, el único que parece haberse dado cuenta de la llegada, y toma parte activa de la escena. Es precisamente el campesino descalzo, con mandil, chaleco y montera que, cabizbajo por el peso del gran baúl de cedro y por el del paquete blanco que porta en su brazo derecho, fuma también, no un habano, sino una cachimba. Se marca así también otra enorme diferencia. Más que ayudarlos, parece un esclavo que soporta el gran peso del equipaje de sus amos en época colonial.

A lo lejos, los vecinos se agolpan curiosos a las puertas de las humildes casas típicas de campo palmense, ávidos por conocer y admirar el espectáculo. En primer término, dos mujeres de pueblo, vestidas a la antigua usanza; una con un gran cesto de paja sobre su cabeza y otra con montera. Parecen haber sido extraídas de su espléndido catálogo de trajes típicos anteriormente mencionado.

En su atuendo es posible distinguir las prendas más representativas de la ropa femenina: las enaguas blancas bordadas, faldas recogidas a la cintura, sombrero de paja en la mano, justillos, toca, pañuelo sobre los hombros, etc.

Le sirve de fondo un paisaje rural, detalladamente recreado por el autor, donde no faltan las palmeras, las piteras, el campo sembrado de trigo, paredes de piedra volcánica tan reiteradas a lo largo de nuestros campos de La Palma, techos de teja roja… Detrás, la inconfundible silueta de la montaña de Tenagua (Puntallana), que surge por el norte sobre la bahía de Santa Cruz de La Palma. La perspectiva acientífica y la representación en perfil de las figuras situadas en primer término, rígidas y estereotipadas, acentúan el primitivismo de la composición.

También en el magnífico y completo Museo Insular, se guarda otra versión de este tema, firmado así mismo por Fierro en 1911 (23 x 16,5 cm) y simplificada con las imágenes del indiano – sin su familia -, del porteador y de una maga.
Noticias Relacionadas
Comentarios
Sábado, 25 de Febrero de 2012 a las 18:21 pm - José Guillermo Rodríguez Escudero

#11 Muchas gracias, Tatiana, por su comentario.

Los hijos de Juan Bautista Fierro Van de Walle fueron:

1. María del Rosario Cándida FIERRO HERNÁNDEZ, nacida el 4 Sep 1874,

2. José Florencio FIERRO HERNÁNDEZ, nacido el 7 Nov 1878

3. Juan Bautista Francisco FIERRO Y HERNÁNDEZ, nacido el 14 Oct 1888. Los tres nacieron en Santa Cruz de La Palma, fruto de su relación con María de las Angustias Hernández Rodríguez

En cambio el pintor Facundo Fierro, aunque muy vinculado a La Palma, nació en Las Palmas . Un saludo y gracias

Sábado, 25 de Febrero de 2012 a las 13:42 pm - Tatiana

#10 Muy buen articulo Escudero. Los cuadros de Fierro deben servir de modelo para los verdaderos trajes de los indianos.

¿Este Sr. es el padre del genial Facundo Fierro?

Sábado, 04 de Julio de 2009 a las 23:24 pm - gincis grciela

#09 tu programa es muy bueno espero tengas exito saluda a mi hija carolina y a mi hijo favio

Martes, 24 de Febrero de 2009 a las 14:01 pm - Jose Onzain Acosta

#08 Una fiesta inolvidable, vivo en Venezuela hace tres años, tuve la oportunidad de estar alli, ese lunes maravilloso, me diverti como nunca y la verdad que nunca me habia hechado tanto polvo, jajaja, espero que este año como siempre este espectacular, claro los palmeros, sabemos divertirnos y hacer fiestas inolvidables, un saludo desde Venezuela para todos los Indianos que este año estaran alli presentes.

Lunes, 23 de Febrero de 2009 a las 12:58 pm - Una gaviota en Madrid

#07 Que nostalgia siento al leer todos los comentarios sobre mi patria chica y sus carnavales. Hace 28 años que vivo lejos de mi querida tierra y aún no he tenido la oportunidad de conocer esta famosísima celebración de la que toda mi familia me habla tanto y tan bien. Palmeros, a defender nuestras tradiciones... que nadie, ni nuestros hermanos isleños, osen apropiarse de algo que es nuestro... la creatividad, la cultura, el ingenio ha sido y es de los palmeros. Que disfruteis la fiesta, las sopas de miel, los polvos (que tu y yo sabemos) y cuidado con las caidas. toc, toc, (quién es?) marcarita!!!

:-)

Sábado, 31 de Enero de 2009 a las 00:29 am - Pedro

#06 Leía hace unos días que este cuadro reflejaba el verdadero espíritu de los indianos y es cierto. Ahora que lo tengo a la vista, cerca, es innegable. Todos aquellos/as que quieran celebrarlo como debe ser, tienen la muestra al alcance, el cuadro de Facundo Fierro, al que hay que añadirle, claro está, los polvos talcos (suprimiría los cañones) y la enorme alegría de una ciudad que se desborda los lunes de carnaval.

Viernes, 30 de Enero de 2009 a las 12:34 pm - Vannesa

#05 Me gustaría compra vestido de indianos auténtico. Dónde puedo comprarlo. O quién me lo podría confeccionar????

Lunes, 19 de Febrero de 2007 a las 10:13 am - José R. Escudero

#04 Muchas gracias por la invitación. Tampoco yo este año podré estar en el Valle de Arriba, aunque me encantan las mascaritas. Todavia se ven por Santa Cruz de La Palma pedir por las casas las sopas de miel. Ojalá se recuperen como en Santiago del Teide. En fin, en cuanto a lo otro, te puedo asegurar que, una vez disfrutes de Los Indianos, te será muy difícil , ¡qué difícil! ¡¡imposible!! no repetir. El año que viene, no faltes, que paso lista. Un abrazo y saludos

Domingo, 18 de Febrero de 2007 a las 19:36 pm - Güicho

#03 Este año no puede ser, pero si espero no faltar en fechas venideras.

Es una de las tradiciones carnavaleras de nuestras islas que me falta por descubrir.Solo terminar diciendote que el proximo sabado de piñata celebramos en el Valle de Arriba en el municipio de Santiago del Teide un baile de mascaritas a la antigua.Invitarte a ti y a toda la gente que pasa por esta maravillosa revista. Saludos.

Domingo, 18 de Febrero de 2007 a las 18:57 pm - Jose. G. Rguez Escudero

#02 Gracias, amigo Güicho, por tus amables palabras. Siempre tan detallista. Espero verte algún día en Los Indianos. Se pasa muy bien. Con decirte que ya tenemos preparada la ropa indiana desde hace unos días, planchada y colgada que espera al lunes. Se respiran aires indianos y con la llegada de los Embajadores del Mundo ayer por la tarde, se ha dado el pistoletazo de salida a tan peculiar forma de divertirse. Un abrazo muy grande y hasta pronto.

Domingo, 18 de Febrero de 2007 a las 18:45 pm - Güicho

#01 Gracias por detallarnos este bello cuadro de la llegada de los indianos.

Como siempre el amigo Jose Guillermo con su lenguaje fresco nos hace ver mas alla de la propia pintura.No pierdas las mañas y diviertete este lunes con los indianos.

Saludos.